Lección de la CNTE: Intransigencia y negociar directo con AMLO

Única manera de doblar al Presidente de la Cuarta Transformación será mediante la rebeldía pública

Compartir:

A Sócrates Amado Campos  Lemus en sus 75 años de vida para la historia

 

Grupos sociales, sociedad civil, partidos políticos, sindicatos y los pueblos que se ven afectados por las decisiones del gobierno están recibiendo lecciones invaluables de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

La lección es fácil de aprender: Negociar directamente con el Presidente, sin intermediarios de ninguna clase, y aun obteniendo lo que se quiere, y quizás un poquito más, no impide ganar la calle, realizar paros, secuestrar personas y retar al Estado.

Cuando al fin sean aprobadas las leyes secundarias de la contrarreforma educativa de Andrés Manuel López Obrador quedará claro que, aunque no se deja presionar, la única manera de doblar al Presidente de la Cuarta Transformación será mediante la rebeldía pública, aun obteniendo respuesta satisfactoria a las más absurdas exigencias.

Tal y como lo enseñan los profes de la CNTE, expertos en chantaje.

Es innegable que el Presidente y los diputados son rehenes de los profesores que pretenden enseñar a nuestros hijos y nietos a desobedecer, movilizarse y rebelarse, para que sean a su imagen y semejanza.

Después de 3 horas, en la séptima reunión privada que mantienen con Andrés Manuel López Obrador y de abandonar Palacio Nacional con la promesa de que los normalistas tendrán plazas en automático apenas concluyan sus estudios, y que serán entregados los salarios a los maestros que por faltistas, en el pasado, les descontaron salarios, y otra suerte de canonjías que se verán reflejadas en las leyes secundarias de la Reforma Educativa de la Cuarta Trasformación, inopinadamente, los profes volvieron a sitiar la Cámara de Diputados, impidieron la última sesión, en que podrían aprobarse las leyes secundarias, y durante horas mantuvieron secuestrados a diputados y trabajadores en San Lázaro.

Conviene peguntarse por qué si ayer consiguieron con el Presidente todo lo que le pidieron, como lo anunciaron ellos al concluir la reunión y como López Obrador lo dijo en su conferencia mañanera del jueves, ¿por qué volver a mostrar su fuerza e intransigencia en San Lázaro?

Será que, con ellos, sólo con los sufridos profes, que nunca están en el aula, el Presidente no tiene capacidad de negociación. Es decir, cede a todo lo que le exigen y nada obtiene a cambio.

Esperemos a ver qué se le ocurre al pobre de Mario Delgado para salir del atolladero, pero, por lo pronto, la gran lección que los profes de la Coordinadora están dando a los grupos sociales, políticos y sindicales, es obligar al Presidente a negociar directamente, sin intermediarios, a base de movilizaciones, paros y adoptar actitudes intransigentes.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...