Las dos versiones oficiales sobre la inseguridad

La Segob, ‘garante de gobernabilidad’; Evo, Vargas Llosa, Mujica… Gustavo de Hoyos, otra vez a la carga

Compartir:

Como podría decir (¿o ya lo dijo?) el Presidente Andrés Manuel López Obrador, las cuentas claras y el chocolate espeso, ¿cómo está eso, según dijo Adrián LeBarón, que le dijo el Mandatario federal durante la reunión, este lunes, en Palacio Nacional de que “está muy difícil”?

La duda brinca porque, entonces, habría dos versiones oficiales sobre lo que ocurre ante el mayor problema de México, la inseguridad (incluso sobre lo económico): La que se le dice al “pueblo sabio” (“vamos requetebien”) y la que se le menciona a los afectados de la violencia.

Porque suponiendo que al representante de los LeBarón se le haya ido un acento, una palabra, o el Presidente se refiera, estrictamente, a la solución del ataque contra la familia, no pensamos que la intención vaya por otro lado, más cuando el interlocutor añadió “porque está peligroso para nosotros mismos”.

Ante los desafíos diarios de la delincuencia organizada sería pertinente una aclaración, cuando menos para saber a qué atenernos.

 

LA SEGOB, ‘GARANTE DE GOBERNABILIDAD’

Para no quedarse atrás, en medio de las felicitaciones por el primer año de gobierno, la Secretaría de Gobernación emitió un comunicado en el que destaca que la dependencia cambió su enfoque de “negociadora política” a una dependencia “garante de la gobernabilidad y los derechos humanos”.

Ni lo dice ni lo explica, pero ello no significa más que la otrora secretaría “brazo derecho” del Presidente dejó de serlo, pues si algo identificaba a la dependencia era ser la intermediación entre el Poder Ejecutivo y otras instancias, incluyendo los Poderes Legislativo y Judicial.

O, cuando menos, la que metía calma en los mitotes como el que se cargan los militantes de Morena dentro del Congreso o en el propio partido. Es decir, la que daba los manotazos para preservar la calma o destensar nervios, incluso ante eventos como la multitud de protestas, como las de los alcaldes, policías federales rebeldes, normalistas (bueno, a estos los atiende directamente el Presidente), campesinos.

La Segob destacó también la labor de doña Olga Sánchez Cordero en la creación de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, así como de la Guardia Nacional. Bueno, sólo faltó que la dependencia felicitara a Marcelo Ebrard, pues es quien, en realidad, está al tanto de la casa.

 

EVO, VARGAS LLOSA, MUJICA…

En el último mes, los mexicanos estamos aprendiendo mucho de política latinoamericana gracias a los invitados que por una u otra razón nos visitan o hasta disfrutan de una larga estancia en el país.

Uno de ellos es el ex Presidente de Bolivia Evo Morales, que ha impartidos ya varias conferencias en distintos foros, tanto de formas de gobernar como de sindicalismo. Otro es el escritor y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, que para berrinche de la 4T vino a moverle el tapete a la celebración del primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El autor de “La Ciudad y los Perros” incomodó al actual gobierno diciendo que el populismo que destila puede conducir a México, otra vez, en alusión al PRI, a una “dictadura perfecta”.

El Presidente sólo respondió que respeta las opiniones de Vargas Llosa, pero quien sí fue la encargada de “ponerlo en su lugar” fue su esposa, la también escritora Beatriz Gutiérrez Müller.

El más reciente personaje es el ex Presidente de Uruguay, José Mujica, quien todavía estará por aquí otros días y que deseó a los mexicanos “el mayor entendimiento posible y la mayor tolerancia”.

Además de recibir un doctorado Honoris Causa, de parte de la Compañía de Jesús, en la Universidad Iberoamericana, Mujica habló ya de la “lamentable” posición de la OEA ante Bolivia y de la intromisión de Donald Trump en México al pretender catalogar de “narcoterroristas” a los cárteles mexicanos de la droga.

Y mientras él aconseja en México sobre moral política, en Uruguay, la Izquierda acaba de reconocer su derrota ante el triunfo del centroderechista Luis Lacalle Pou (a quien, por cierto, ya felicitó Marcelo Ebrard), que cierra un ciclo de 15 años de gobiernos vanguardistas, una parte liderada por él y otra por Tabaré Vázquez. Bueno, de todo se aprende.

 

GUSTAVO DE HOYOS, OTRA VEZ A LA CARGA

A pesar de que un día sí, y otro también, el Presidente  López Obrador lo toma como ejemplo de “niño malo” del conservadurismo, es importante destacar que el líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos, se mantiene firme en sus puntualizaciones al nuevo gobierno.

Más aun cuando después del discurso presidencial fueron pocas las voces que emitieron un juicio, pero sobre todo dentro del entregado sector empresarial.

Para muestra un botón de entre una tonelada de señalamientos: “A un año de distancia es muy preocupante que en el discurso presidencial siga predominando una visión maniqueísta del país, que ya ha dividido a la sociedad en dos”. ¡Pum!, ¡Paf! ¡Agghh!..

 

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/

Twitter: http://twitter.com/malosos

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...