Las camisas de fuerza en San Lázaro, según Muñoz Ledo

Se repite el inicio y el final del 2019; el T-MEC, casi, casi…

Compartir:

Cuando se trata de dar la nota sin tapujos sabemos que no hay nadie como Porfirio Muñoz Ledo. Por eso, más que sorprendernos su espontaneidad para revelar una posible endemia de algo así como locura en el Congreso (porque si pasa en la Cámara de Diputados puede pasar en el Senado) llama la atención la posibilidad de que él tenga datos que nadie más sabe.

“He pensado que haya un departamento de psiquiatría en esta Cámara (de Diputados) porque por desveladas, por todo lo que usted quiera, por angustias, hay trastornos pasajeros…”, relató.

Para que no quedara duda de que hablaba en serio, y de que es algo que puede propagarse, el líder de San Lázaro señaló: “Debemos, nosotros, tener el servicio a nivel nacional y nivel de representación popular”.

Claro que también pone a pensar si el comentario es porque el legislador conoce algún caso específico, habla por él mismo o, de plano, en territorio de diputados y senadores, el trabajo, en plena 4T, es agobiante.

Su petición inició a partir de comentar el caso de Torreón y el niño que con dos pistolas mató a su maestra, hirió a cinco compañeros, a otro maestro, y se suicidó. Valdría la pena tomarlo en cuenta. Y, de paso, por ahí asomarse a otras áreas, no sólo legislativas, sino de gobierno, por aquello de no te entumas.

 

SE REPITE EL INICIO Y EL FINAL DEL 2019

No es premonición, pero dicen que como cierras el año lo empiezas. Esta semana, para el Gobierno Federal reviven dos temas que, en los hechos, debieran estar o casi solucionados o en vías de ser dolor de cabeza.

Uno de ellos resalta porque comienza muy a principio de año, como ocurrió hace 12 meses, y que nos trajo un roce entre vecinos, con Estados Unidos, el de la migración centroamericana, con la que, incluso, nos ganamos una amenaza de aranceles a todos los productos mexicanos si no la frenábamos.

Desde Honduras llega la noticia de que una nueva caravana, con cerca de mil integrantes, avanza ya con los ojos (y los pies) puestos sobre México y Estados Unidos.

Para cualquier efecto, el Gobierno Federal cuenta ya con la Guardia Nacional, más asentada, al norte y al sur, aunque, como siempre, los apuros de una contención serán siempre para México, y no para nuestros vecinos del norte.

La otra piedrita en el zapato es el conflicto diplomático con Bolivia, que parecía aplacado, destrabándose en tribunales internacionales.

Pues no. Resulta que, este miércoles, Jeanine Áñez, Presidenta interina, sustituta de Evo Morales, dispuso un nuevo operativo de intimidación alrededor de la sede diplomática mexicana, ya sin la presencia de María Teresa Mercado, ex embajadora.

Quizá México apueste totalmente a las instancias internacionales para solucionarlo, sin embargo, en su embajada viven nueve asilados, se les mantiene, y están expuestos, como el resto del cuerpo diplomático mexicano, a que cualquier error o exceso provoque un incidente indeseable.

 

EL T-MEC, CASI, CASI…

Quien ya prepara champagne y fuegos pirotécnicos (pero no chinos) es Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la SRE y negociador mexicano ante el tratado comercial con Estados Unidos y Canadá.

Este miércoles, casi en “fast track” o como mero trámite, un montón de comisiones del Senado estadounidense (Salud, Educación, Trabajo, Relaciones Exteriores, Comercio, Ciencias, Transportes) avaló el acuerdo y lo puso en la puerta del Pleno, que lo votaría, en definitiva, este fin de semana.

Seade se llevará todos los elogios, incluso la parte de Marcelo Ebrard, pero de nadie más, luego de sufrir las de Caín cuando a mediados de diciembre se descubrió que Estados Unidos nos había anotado un gol en fuera de lugar respecto a los inspectores o agregados laborales tras la firma en México del Protocolo Modificatorio. ¿Pero de eso ya quién se acuerda?

 

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/

Twitter: http://twitter.com/malosos

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...