La última carta de la 4T

Compartir:

Durante el proceso de transición para la toma de posesión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, alguien me preguntó si el nuevo gobierno procesaría por corrupción al gobierno saliente; mi respuesta inmediata fue: “creo que todo estará en función de la eficacia de su proyecto de gobierno; realmente esperan no hacerlo a menos que sea absolutamente necesario, seguro que continuarán con los procesos iniciados por la administración de EPN pero no avanzarán a menos que lo necesiten. Será la última carta del gobierno, por eso los más interesados en que le vayan bien a la 4T será a los peñistas”.

Creo que de manera temprana, pero al fin llegó el momento, el gobierno de la 4T hará uso de esa carta para tratar de recuperar un poco de oxigeno y ganar tiempo en vista de las elecciones del 2021; están alistándose para la batalla política del próximo año con los instrumentos que les da el poder, aunque no con los mejores resultados de gobierno, tal vez incluso lo contrario, porque su lastre será su ejercicio de gobierno.

Aspiran a lo mejor que saben hacer, propaganda y política de desprestigio y usando el aparato de poder esperan que los haga probablemente competitivos.

Saben que este año les han hecho mucho daño las adversidades que han enfrentado y de las cuáles no han salido ni medianamente bien librados, será una pesada losa electoralmente hablando. No hay una sola política de gobierno que los prestigie; al contrario, temen cómo va a cerrar este año. Si fuera un partido de futbol serían el equipo perdedor ansioso porque el arbitro pite el fin del primer tiempo; quisieran que las elecciones no fueran hasta dentro de un año, para así evitar más daño a su portería.

La 4T se jugará su resto con lo que tiene, no pondrá más porque no tiene, no puede, no quiere y no sabe cómo. Jugará su última carta con su mira puesta no en el gobierno de EPN, este está muerto en su desprestigio y su carencia de liderazgo; pretenden detener el ascenso del PAN y su mejor arma es la propaganda del desprestigio; jalarán la cobija para descubrir su amasiato con el moribundo: fueron amantes gritará la 4T, ahí esta la prueba de que son lo mismo, la corrupción los vinculó y los volverá a unir, será un retroceso volver a ser gobernados por este matrimonio de conveniencia. Así de simple, perversa, rupestre y hueca es nuestra comedia política.

Próximamente seremos testigos del teatro del absurdo y veremos el nivel de nuestra vida política nacional; mientras, el país estoicamente hace esfuerzos para seguir en pie aún a pesar de las estratagemas de sus gobernantes y sus partidos políticos.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...