La rifa del avión, ¿la rifa del tigre?

Curar el cáncer con mesas de trabajo; PAN y PRD no se curan en salud como el PRI

Compartir:

Bien. El Presidente López Obrador parece que sí ha tomado muy en serio el plan de rifar el ex avión presidencial TP-01 que compró Felipe Calderón y heredó a Enrique Peña Nieto. O sea que, olvidémoslo, no era una broma.

Pasemos al asunto. Este martes, el PRD lo dijo de pasadita, sin profundizar: La enorme aeronave “la volverá a pagar el pueblo”. Quitémosle la formalidad y la solemnidad con que lo quisieron advertir. Si usted compra un “cachito” se convertirá en 1 de 6 millones de opciones para ganar el avionzote, pero no sacárselo será lo de menos; usted habrá contribuido a capitalizar al Gobierno Federal.

Es decir, usted (nosotros, vosotros, ellos), con nuestra contribución, nos convertiremos en casi un ladrillo del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado porque lo más seguro es que no nos lo saquemos. A la Lotería algunos le llaman el ritual de los ingenuos porque, afirman, las probabilidades de que seas el premiado es de 0.0001%.

Por eso, lo de la rifa del avión es una “ideota”. El que la organiza le saca raja. Sí, habrá un ganador, pero 5 millones 999 mil 099 perdedores. Aun así, los perdedores lo serán sólo materialmente, es decir, de 500 pesitos, pero moral y éticamente se habrá hecho una gran obra, sacar al país, relativamente, de un bache.

Finalmente alguien presumirá ser el nuevo dueño de un Boeing 787-8 con todas las comodidades incluidas, claro, menos el piloto. Y eso sí, como dijo el Presidente, “a ver cómo le hacemos para que el que se saque el premio no se desgracie… por tanto dinero…”.

 

CURAR EL CÁNCER CON MESAS DE TRABAJO

Creíamos que ya no, pero la fiebre de las mesas de trabajo sigue vigente. Recordamos aquellas famosas que se daban después de que el ex Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, salía en mangas de camisa a recibir a estudiantes inconformes del Instituto Politécnico Nacional y luego pasaban a la mesa.

O las múltiples ocasiones en que grupos de maestros del CNTE conseguían lo mismo luego de permanecer en plantón, días y días, frente al Palacio de Cobián. Y de ahí a las mesas de trabajo.

Pues no; eso no se ha ido con la Cuarta. Lo sorprendente es que, ahora, la Secretaría de Gobernación lo pone en práctica para solucionar las molestias de padres de niños con cáncer ante la escasez de medicamento, que, para decirlo francamente, llevan ya varios meses con el problema.

Es decir, ¡quieren curar a niños con cáncer con mesas de trabajo! ¿Qué no sería más sencillo tener el medicamento, cerciorarse de que en realidad se requiera y suministrarlo?

Bueno, así lo anunció Olga Sánchez Cordero. Se llevarán a cabo las mesas de trabajo que sean necesarias con el gabinete de Salud. ¿Y la enfermedad de los niños podrá esperar a las sucesivas mesas?

Pero para sacudirse un poco la responsabilidad no de ella, sino del gobierno en general y, en particular, de la Secretaría de Salud, dijo que se avanza en el sentido correcto para dar respuesta a una demanda “que proviene de administraciones pasadas”. Es decir, las mismas mesas, pero con otra canción.

 

PAN Y PRD NO SE CURAN EN SALUD COMO EL PRI

Posturas menos lastimosas se ven en el PAN, e inclusive en el PRD ante el entreguismo fácil que gobernadores del PRI mostraron el lunes para sumarse, sin chistar, al nuevo esquema de salud.

Sin anclar su posición partidista sólo en la figura del Instituto de Salud para el Bienestar, durante la plenaria del PRD, que inició este lunes, Silvano Aureoles, único gobernador perredista, lanzó fuertes dardos contra la 4T, algo que el otrora partido oficial ha olvidado para, así se ve, refugiarse en los brazos del Presidente Andrés Manuel López Obrador y recuperar la paternidad perdida.

El gobernador de Michoacán se fue duro y a la cabeza al denunciar la tendencia del gobierno de “debilitar las instituciones de la República y desmantelar las instituciones del Estado… diferentes al Poder Ejecutivo”.

Por ejemplo, señaló, el Congreso (“el que más ha estado sometido a los designios del gobierno y, sobre todo, la Cámara de Diputados”). O el Instituto Nacional Electoral, o el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”.

La otra parte de la oposición, la que no dobla todavía las manos como el PRI, la del PAN, anunció que sigue en pie su postura de presentar una alternativa al modelo del Insabi.

Firmes, los nueve gobernadores panistas señalan que no han firmado ningún convenio de adhesión y que buscan un acuerdo que no dañe la calidad en los servicios de salud. La pregunta es si, en los días siguientes, el PAN y el PRD se tomarán también la foto de “bien portados” con el Presidente, como lo hicieron los priístas.

 

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/

Twitter: http://twitter.com/malosos

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...