La reconstrucción de la CDMX al límite del ejercicio del poder público

Es necesario que se protejan las plataformas que trabajan con datos personales de los mexicanos, expresa Luis Alfredo Valles Mendoza, coordinador de la bancada del Panal en San Lázaro

Compartir:

PRIMERA PARTE

Sea cual sea el destino político de Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la CDMX, que de ninguna manera está descartado, solo o acompañado de una precandidatura presidencial, ni su victoria en esa faz en que se encuentra, de una poderosísima suma plural de partidos, a la que ha desatado un feroz obstáculo de los opositores en los medios, para que al final de cuentas no participe en una coalición.

Sin embargo, nadie le quitará a Mancera ser recordado históricamente, entre muchos, muchos otros aciertos sociales, políticos y económicos para los capitalinos, como ser indiscutiblemente el artífice de la nueva semblanza federativa de la capital de la Republica y la nueva imagen orgullosa de ciudadanía de sus habitantes, a que dio paso al superar más de 100 años de discriminación ciudadana.

Por hoy basta y sobra analizar el papel de Mancera como jefe de las instituciones de la CDMX, en esta capital como una de las concentraciones demográficas más grandes y densas del mundo, incluyendo entidades como Tokio, Hong Kong, Seúl, Sao Paulo y Nueva York, que no han tenido que superar un desastre natural como la CDMX, logrando solidariamente superar con el apoyo de la gente y de las instituciones como los bomberos, el Ejército y la Marina, los colapsos en las delegaciones Cuauhtémoc, Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Coyoacán, Tláhuac, Xochimilco, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras y Cuajimalpa, durante los sismos de septiembre.

De la misma manera una kilométrica sesión ordinaria de la VII Legislatura de los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, celebrada  en la semana anterior, si acaso no fue finalmente la de las mayores sesiones aplazadas y con el mayor y mejor discurso legislativo en el tiempo del debate entre los diputados: coordinadores de los Grupos Parlamentarios de los partidos políticos, con representación en el recinto; diputados Leonel Luna Estada, presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, y Jorge Romero Herrera, secretario de la misma Comisión, y como integrantes César Cravioto Romero, Israel Betanzos Cortés, Armando López Velarde Campa, Xavier López Adame y Gabriel Corchado.

Como presidente de la Mesa Directiva fungió impecablemente el diputado Fernando Zárate Salgado, al que habría, por su eficiente e incuestionable certeza y conocimiento mental, del libro de la ALDF y del librito de su Reglamento Interno, que felicitarlo por la conducción de la sesión de la aprobación de la Ley de Reconstrucción, y cómo no, que se vaya el próximo año al Congreso federal. ¡Felicidades pues Fernando!

Por nuestra parte, habría que releer las intervenciones de los diputados que llevaron prácticamente la explicación congruente y solidaria, con las víctimas de estos sismos que no permitieron que se pusiera en duda la legislación enviada por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para su estudio en la ALDF, para su presentación en Comisiones y en el pleno camaral, tal como se realizó impecablemente.

De la importancia de la sesión, diremos que si acaso no lo fue de las más valiosas y largas jornadas de discusiones de la legislación mexicana, que puso a salvo de la politiquería y la demagogia dos temas sobresalientes, postergados en varias ocasiones, como lo fueron la Reconstrucción de los daños del sismo, que a juicio de los más experimentados políticos, expertos en la magnitud y limitaciones de la sociedad en su conjunto y del propio gobierno, se tiene la oportunidad de sacar adelante con las normas resilientes que protege la recuperación de las víctimas de los desastres naturales que los afecten y la otra fue la reforma al abasto del agua generalizado.

Para esto la Ley de Resiliencia aprobada por los diputados de la ALDF tiene el status jurídico con un conjunto de normas legales y de respeto a los derechos humanos, con criterios que los favorecen por estas contingencias de tipo jurídico y social, frente a un desastre natural como el de los septiembres, por lo que podemos concluir que con la aprobación de la Ley del Programa para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la CDMX, se inicia con paso firme la reconstrucción de los daños ocurridos en el menor tiempo posible.

Quedan atrás los intentos de los políticos de siempre de aprovecharse de las victimas para lucrar con su desgracia para manejar los fondos federales, locales, de la iniciativa privada y del sector social, con los argumentos falsos que suelen manejar cada vez que ocurre una desgracia.

Vaya pues una felicitación a los diputados Raúl Flores García, Mauricio Toledo, Andrés Atayde, Iván Texta Solís, Armando López Velarde Campa, José Manuel González Delgadillo, Adrian Rubalcaba e Israel Betanzos Cortes, entre otros.

A la diputada Dunia Ludlou, mi diputada en San Rafael, cuya propuesta no prosperó y se salió del criterio de su presidenta de comisión, le decimos adelante para la próxima. Hay todavía mucho que decir de esta solidaria reconstrucción, que apenas aprobada, pero perfectible, con mucha visión por verse. Continuará.

 

URGE GARANTIZAR LA CONFIABILIDAD SECRETA DE LOS DATOS PERSONALES DE TODOS LOS MEXICANOS: VALLES MENDOZA

Luis Alfredo Valles Mendoza, coordinador de la bancada del Partido Nueva Alianza en el H. Congreso de la Unión, pugna porque en México se garantice la confiabilidad secreta de los datos personales de todos los mexicanos,

Dijo que esta medida tiene que ver con el apoyo legal a la empresa privada en contra de gente dedicada a invadir la privacidad de los sistemas cibernéticos en donde se encuentran almacenados datos personales de personas que posteriormente se pueden convertir en víctimas de actos ilícitos.

Valles Mendoza reconoce que este problema puede afectar a cualquiera, por lo que legisladores federales están preocupados y saben que las aseguradoras tienen mucho que ofrecer en este tema.

Asevera que Uber tiene la obligación de investigar qué ocurrió y garantizar que no vuelve a suceder.

Enfatiza que pretende blindar la plataforma con la que trabajan empresas, por ejemplo Uber, en donde una fuga de información dañó a usuarios y conductores violando el derecho fundamental ciudadano de protección a los datos personales.

 

[email protected]

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...