La cuarta transformación se ubica en 3.75, y bajando

Aunque nada obliga a que sea hacia adelante, el ‘gran cambio’ sugerido por López Obrador comienza a dar señales de que podría resultar hacia atrás. Propuestas como las de Manuel Bartlett y Germán Martínez, o adhesiones como la de Napoleón Gómez Urrutia generan bullicio

Compartir:

Nada es oficial y todavía no inicia formalmente su implementación, pero el bullicio es taladrante.

Ello abona a que posterior al 1 de diciembre se hallan apretado tuercas y alineado ángulos.


No se trata, tampoco, de ser ave de malagüero, pero como ya muchos pararon las orejas con algunas propuestas para ocupar cargos claves, se ve el calibre de lo que viene y que trata de conjuntar, según Andrés Manuel López Obrador, los ideales de Juárez, Madero y Cárdenas. Quizá por ello la renuencia o nostalgia a no desprenderse del cordón umbilical.

¿Y saben? Hablando del calibre de lo que viene, ya vimos que las municiones no son de Magnum .357.

Es decir, algunos de los anuncios para integrar el equipo “fuerte” de Andrés Manuel dan la apariencia de estar pagando apoyos políticos.

Ello nada tendría que ver con un buen o magnífico desempeño en el futuro de quien fuera a quienes vayan a encomendar labores específicas.

El asunto es la señal que envía a quienes los siguieron por esgrimir un movimiento realmente “revolucionado”, pero que hoy echa mano de personajes supuestamente lejanos al pensamiento de la “sui generis” izquierda de López Obrador.

Esa señal, sin embargo, no quita la innegable experiencia de políticos como Manuel Bartlett o Germán Martínez que en un tiempo representaron partidos con ideología o forma de gobernar increpada con el contundente calificativo de “mafia de poder”.

Es el mismo caso de quien a partir del 1 de septiembre ocupará un escaño en la LXIV Legislatura del Senado, el líder minero Napoleón Gómez Urrutia, que a su favor tiene haber ganado todos los amparos de acusaciones en su contra y de que el Tribunal Electoral haya avalado su candidatura al Congreso.

En 2014, el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito de la Ciudad de México canceló en definitiva la única orden de aprehensión que estaba vigente en su contra.

La semana anterior y ésta, tocó el turno a Bartlett, cuyas reacciones deben enmarcarse en lo meramente político, pero aun por encima de eso, en lo contradictorio.

Por lo demás, el ex gobernador de Puebla si de colmillo político y de operación política se trata lo tiene y bien afilado. Ha sido, además, secretario de Gobernación y de Educación Pública. Es decir, sin la sombra postelectoral que lo ha perseguido durante tres décadas el puesto le queda chiquito.

Su experiencia en distintos cargos lo hace operante en la CFE como en cualquier otra responsabilidad.

Como lo mismo podríamos decir del probable futuro nombramiento de Germán Martínez al frente del IMSS.

Hasta hoy, la propuesta de Bartlett ha sido la que más ha impactado, incluso hasta en su propio equipo. La reacción más fuerte fue hasta ayer la de Tatiana Clouthier, ex coordinadora de campaña de López Obrador. Dura, pero alineada.

“Creo que había mejores opciones (que Bartlett)”, dijo. “(Pero) que una persona no sea bien recibida, no quiere decir que ya se acabó el país”.

Andrés Manuel está en lo suyo y en tiempo de calentamiento, así que todavía le quedan cuatro meses para medir el agua a los camotes. Hasta ahora no hay nombramientos, sólo propuestas.

Y aunque a muchos de sus seguidores les ha calado hasta el tuétano el anuncio, han respondido con lo que más saben hacer en redes sociales, con memes; fieles, vivirán con la espina enterrada.

Existen otros casos de probables futuros miembros destacados del equipo “top” de López Obrador que ya son cuestionados por algún espacio negro en su pasado, pero sin relación con la “mafia del poder”, sino por acciones dentro de las mismas administraciones de izquierda, pero eso es harina de otro costal, aunque no de embarque.

Mientras la Cuarta Transformación no se convierta en la Cuarta Vertical, que quizá y en algunos casos convendría, todo está bien.

La peor sería la Quinta, en la que no sé a dónde iríamos a parar.

 

[email protected]

@RobertoCZga

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...