La conexión Videgaray-Sota-Bernardo Gómez

Sin duda es temeraria la afirmación, pero no hay por qué dudar de que la mano detrás del gran encuentro en casa de Bernardo sea la de Luis Videgaray

Compartir:

No sería sorpresa que Luis Videgaray ya hubiese penetrado la Cuarta Transformación.
Resulta de risa que muchos se sorprendan de que el intermediario para la reunión entre Andrés Manuel López Obrador y el yerno de Donald Trump fuera uno de los más conspicuos aliados de todas las mafias del poder de las últimas dos décadas, incluida la actual: Bernardo Gómez.
Si refrescamos la memoria, en una villa mexiquense propiedad de los entonces llamados “4 Fantásticos” de Televisa, el cuarteto de jóvenes se encontró con Andrés Manuel López Obrador, que aparecía, en las encuestas, como el ganador de la batalla contra Felipe Calderón. El tema era asegurar que, ya en la Presidencia, no se metiera con la concesión de la televisora.
López Obrador perdió de la manera que “haiga sido”, pero eso no impidió que Emilio Azcárraga y su clan, en especial el inefable Bernardo Gómez, se convirtieran en aliados del nuevo Presidente y, muy en especial, de quien, al final del sexenio, se convertiría en la más influyente colaboradora de Calderón: Alejandra Sota.
Fue Sota el personaje que minó, con paciencia, la sólida posición que durante años tuvo Maximiliano Cortázar, en materia de comunicación, ante el matrimonio Felipe-Margarita, hasta que logró echarlo, al igual que a la poderosísima jefa de la Oficina de la Presidencia, Paty Flores.
Con el tiempo usurpó, en los hechos, las funciones del secretario Alejandro Poiré, que no tenía la mínima idea de cómo comportarse como el último secretario de Gobernación de Calderón. Si recordamos, fue señalada por la candidata presidencial panista como beneficiaria del espionaje político en su contra que ejercía el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.
Josefina Vázquez Mota acuñó, entonces, la frase de “la pinche Sota” porque, según ella, la espiaba con García Luna en lugar de vigilar a “El Chapo”.
En 2012, apenas inició el gobierno de Peña Nieto, Bernardo ocupó el lugar de honor. Sólo con él se trataba todo lo relacionado con Televisa, mientras Sota caminaba de la mano de Luis Videgaray a Toluca para convertirse en la asesora más poderosa del gobernador Eruviel Ávila, tanto que desplazó a Ricardo Aguilar, lo que ya es mucho decir.
La habilidad de Sota para transitar de una facción política a otra quedó demostrada cuando apareció como creadora de la imagen de, nada más y nada menos, José Antonio Meade, el simpatizante que Enrique Peña Nieto escogió para no causar mucho problema a López Obrador en campaña.
Apenas ocupó su oficina, Sota tomó el poder y hubo tiempo en que Meade no avanzaba a causa de que dos de sus más cercanos colaboradores, el coordinador de la campaña, Aurelio Nuño, y la señora Sota, vivían, permanentemente, agarrados del chongo.
Entre tanto, Bernardo, ya para entonces apoderado de Televisa ante la complacencia de Emilio Azcárraga Jean, se convertía en uno de los principales aliados del candidato presidencial de Morena.
Gómez, que nunca pudo entrar a Televisa en vida “El Tigre” Azcárraga, porque lo aborrecía, se desvivió por limpiarle, de abrojos, el camino a Andrés Manuel. Entre sus acciones más destacadas figuró hacer uno y otro, y otro, viaje en avión privado para desactivar la difusión del famoso documental sobre el populismo en América Latina.
Para entonces, Televisa, que ya había abandonado al Presidente Peña Nieto, como suele hacer cada 6 años con el mandatario saliente a partir de la muerte de “El Tigre”, estaba convertida en uno de los principales medios al servicio de lo que ahora conocemos como Cuarta Transformación.
Y todo gracias al olfato de Bernardo.
Por eso es de risa loca que los analistas se sorprendan hoy de que Jared Kushner se reuniera con la Cuarta Transformación en casa del jefe de los “4 Fantásticos”.
Sin duda es temeraria la afirmación, pero no hay por qué dudar de que la mano detrás del gran encuentro en casa de Bernardo sea la de Luis Videgaray, el genio político que llevó a Trump a Los Pinos en tiempos de Peña Nieto, el que convirtió a Sota en la gran aliada del mismo en la campaña contra Vázquez Mota, el que llevó a doña Alejandra con Eruviel y Meade, el que logró que Televisa contara con redes sociales y quien, para no ser exhaustivos, consiguió el “Águila Azteca” para el primer yerno de Estados Unidos.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...