La captura de Duarte puso nervioso a AMLO

La máxima de Vasconcelos se cumple a cabalidad con AMLO: sabe atacar, pero no defenderse. Si alguien está asustado por la captura de Javier Duarte, es él

Compartir:

En 15 años nunca había visto a Andrés Manuel López Obrador contra las cuerdas; ni siquiera cuando el general Rafael Macedo de la Concha y Marisela Morales lo acorralaron en el ring por la violación del amparo a los propietarios de “El Encino”.

Hoy, con Javier Duarte en prisión, el candidato presidencial de Morena da la impresión de ser una versión política del ‘Canelo’, un boxeador inflado que no sabe defenderse.

Es indudable que Javier Duarte necesitó de cómplices para sustraer la inmensa fortuna que según su antecesor, Miguel Ángel Yunes, obtuvo del erario de Veracruz; imagino que si así ocurrió, lo fueron priístas de alto nivel. Entonces ¿por qué los nervios no dejan dormir a Andrés Manuel López Obrador?

Apenas fue aprehendido el ex gobernador veracruzano, el adelantado candidato de Morena a la Presidencia de la República se afanó en difundir que se trata de un preso político que el gobierno de Enrique Peña Nieto usará en contra suya. ¿Por qué tendría esto que ocurrir?

Nadie ha dicho que Duarte compartiera el botín que amasó en Veracruz con López Obrador, pero el gobernador Miguel Ángel Yunes denunció en su oportunidad que su antecesor tenía que pagar derecho de piso con un municipio en manos de Morena para que el agua pudiera fluir; no se quedó en eso; según él, también Duarte habría financiado al candidato a gobernador de López Obrador con tal de que Yunes no ganara las elecciones.

Si esto fuera cierto, AMLO sería cómplice del ex gobernador de Veracruz que en Guatemala espera ser extraditado a México para dar respuesta ante un juez de lo que hizo o no como virrey.

¿En qué medida?, ni quien lo sepa. Lo cierto es que como nunca en los últimos 15 años, en su tercera oportunidad de ser Presidente de la República, lo había visto acorralado.

Se le advierte nervioso, más que cuando el Poder Judicial de la Federación ordenó a la PGR, en tiempos de Vicente Fox, su desafuero como jefe de Gobierno del Distrito Federal por la violación reiterada del amparo de la justicia federal a los propietarios de un predio.

Hoy que lo veo en video advirtiendo a sus seguidores que no crean en las acusaciones en su contra, que en realidad se trata de una maniobra política, entiendo a José Luis Santiago Vasconcelos cuando decía que uno de los prohombres del país, también señalado por supuesto ilícitos, sabía atacar, pero no defenderse.

La máxima de Vasconcelos se cumple a cabalidad con AMLO: sabe atacar, pero no defenderse.

Si alguien está asustado por la captura de Javier Duarte, es él.

Compartir: