Inobjetable el liderazgo de Romero Deschamps

Si de noticias se trata, se puede afirmar que Pemex Iniciará el próximo sexenio en completa paz laboral. Y como están las cosas, esta sí es noticia

Compartir:

Mañana se cumplirá una semana de la conclusión de la renovación de los mandos en las 36 secciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, y curiosamente no hay noticia porque Carlos Romero Deschamps hizo polvo las esperanzas de quienes, desde los medios de comunicación, en partidos políticos y en el Congreso, pronosticaron y alentaron la división del gremio creyendo que había llegado el momento de debilitarlo.

La noticia, la gran noticia que extrañamente los medios de comunicación y algunos supuestos líderes petroleros se han tragado, es que la corriente de trabajadores que encabeza el dirigente nacional arrasó en elecciones realizadas mediante voto secreto, en urnas transparentes y con la vigilancia de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, pero además bajo observación de quienes serán secretarias de Gobernación y de Energía del gobierno que iniciará en diciembre, Olga Sánchez Cordero y Rocío Nahle, respectivamente.


La contundencia del triunfo de Romero Deschamps es inobjetable: del padrón de 92 mil 583 de trabajadores de planta con derecho a voto (no lo tienen, transitorios, jubilados ni rescindidos) sufragaron 76 mil 689, es decir, el 84.99 por ciento. Más aún, 67 mil 89 sindicalizados, es decir, el 86.78 por ciento, lo hicieron a favor de las planillas identificadas con el dirigente nacional.

Pero el porcentaje es mayor si se toma en cuenta que en muchas de las 36 secciones sindicales se registraron hasta 5 planillas (en más de la mitad hubo más de 2); la multiplicación de contendientes no significa oposición al líder nacional, sino lucha entre grupos internos.

Quienes ganaron, como en el hospital de Azcapotzalco y en otra sección de la Ciudad de México, también están identificados con la corriente de Romero Deschamps.

En términos de porcentajes, se puede afirmar que más del 95 por ciento de los trabajadores de planta de Petróleos Mexicanos reconoce el liderazgo de Carlos.

El miércoles 17 de octubre registré en este espacio que: “Carlos Romero Deschamps le tomó la palabra al Presidente electo y los trabajadores petroleros acudieron a votar ayer a sus nuevas dirigencias en las 11 secciones sindicales más importantes del país. El resultado es que Andrés Manuel López Obrador podrá iniciar su gobierno en el mejor de los contextos, con paz laboral en Pemex.

“No podía recibir mejor noticia en un contexto de incertidumbre en el que su política petrolera es fundamental para el programa de gobierno que está por plantear a la nación. Se ha propuesto metas tan ambiciosas como impulsar la producción de crudo, actualizar y crear nuevas refinerías, así como no vender petróleo al extranjero para producir gasolina”.

En esa fecha votó el 54.46 por ciento de los trabajadores con derecho a sufragio; en los 2 miércoles subsiguientes los comicios ocurrieron en las 25 secciones restantes, hasta el pasado 31 de octubre.

El mensaje de los petroleros es contundente: el liderazgo de Romero Deschamps es inobjetable.

Hoy que están de moda los plebiscitos, se puede decir que, en las 3 semanas finales de octubre, el líder nacional del STPRM se sujetó a la decisión de sus compañeros trabajadores y su dirigencia fue refrendada mediante voto secreto por más del 95 por ciento, a despecho de quienes creyeron que la ocasión se prestaba para minar su liderazgo.

Parafraseando al Presidente electo, el rumbo se determina en las urnas y los petroleros ya lo hicieron con Romero Deschamps.

Como dice el STPRM, atrás quedan las declaraciones y denuncias estridentes, que vuelven “a ser hoy lo que siempre ha sido en los años recientes, el juego de quienes ante la falta de respaldo real, intentan sorprender a medios y funcionarios con el insostenible argumento de que representan a miles.

“Juego en el que han resultado exhibidos algunos integrantes del Poder Legislativo que, en su protagonismo y desconocimiento de la vida del Sindicato, han expresado su respaldo a personajes que dejaron de tener algún vínculo con Pemex hace 25 años o simplemente su condición contractual los imposibilita para contender”.

Y si de noticias se trata, se puede afirmar que Pemex Iniciará el próximo sexenio en completa paz laboral.

Y como están las cosas, esta sí es noticia.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...