Golpean funcionarios de AMLO a la CNDH por Estancias Infantiles; otra autonomía molesta para la 4aT

Albores (Bienestar) y Urzúa (SHCP) rechazan recomendación de González Pérez sobre violación a los DDHH al suprimir Estancias Infantiles. Vendrán tiempos muy duros para la CNDH, como para todos los organismos autónomos

Compartir:

No sé lo que signifique “después de un análisis profundo” como argumento de cuatro dependencias del gobierno federal que rechazaron la recomendación de la CNDH sobre la eliminación de las Estancias Infantiles.
El mensaje implícito del gobierno de Andrés Manuel López Obrador es que no habrá esos apoyos a las madres y padres de familia. Punto.
Para la dependencia de Luis Raúl González Pérez, los cambios en el programa implicaron violaciones a los derechos humanos, según la recomendación 29/2019, pero no así para la Secretaría de Bienestar de María Luisa Albores ni para la SHCP de Carlos Urzúa Macías, la Conamer o el DIF (SNDIF), que aseguran que realizaron un “análisis profundo del caso”; ¿hay otro tipo de análisis en la Cuarta Transformación, digamos, análisis superficial..?
Como para todos los organismos autónomos, para la Comisión Nacional de los Derechos Humanos vienen tiempos muy duros, de resistencia y templanza; los alacranes en los ojos ya mostraron su intención en esta administración; se trata del poder absoluto y el ombudsman tendrá que demostrar lo que hasta ahora ha hecho: No doblarse.
El caso del retiro de las Estancias Infantiles, “cambios en el programa”, como dicen las dependencias de López Obrador, es una infamia para beneficio clientelar de Morena y el proyecto transexenal que saca los recursos establecidos para entregarlos, en efectivo, directamente y sin controles efectivos.
El primer golpe a conciencia para la CNDH fue el rechazo a recibir personalmente el Informe Anual 2018 de la Comisión después de una tradición de 19 años. González Pérez criticó públicamente el desaire del Ejecutivo, por lo que representa para el respeto a los derechos humanos en esta administración, y de inmediato vino la tormenta de los neo apologistas del régimen contra el ombudsman.
La eliminación de recursos para las Estancias Infantiles ha valido para múltiples manifestaciones en los alrededores de los eventos de López Obrador en provincia y en el Zócalo capitalino, y como respuesta presidencial está el desdén como estrategia para cansar a la crítica y a los activistas, sin embargo, difícilmente surtirá efecto ante un programa que en verdad ayudó a decenas de miles de familias, aun cuando se trató de fabricar una campaña con presuntos casos de corrupción y datos dudosos y alterados para “probar” que “los intermediarios”, como suele descalificar Andrés Manuel a quienes lo refutan, se quedaban con el dinero.
Aún con la tesis de corrupción, la Cuarta Transformación tomó la administración federal bajo el supuesto de erradicar la práctica, por lo tanto, las operaciones fraudulentas son cosa del pasado o, de plano, no son competentes para imponer sus nuevos parámetros de transparencia en las operaciones de las dependencias a su cargo.
Lo dicho: Vendrán tiempos muy duros para la CNDH, como para todos los organismos autónomos, molestos para la Cuarta Transformación.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...