God Save the Queen

Además, esta semana nos ha dejado una jornada tanto de Champions y Europa League memorable tanto en remontadas, partidos cardiacos y eliminaciones humillantes.

Compartir:

Estimados lectores, se podría decir que ya estamos prácticamente terminando la temporada regular en todas o casi todas las ligas europeas con la definición casi total de campeones y clasificados a competencias europeas, así como descendidos de división

Además, esta semana nos ha dejado una jornada tanto de Champions y Europa League memorable tanto en remontadas, partidos cardiacos y eliminaciones humillantes.

Primeira Liga

En esta liga portuguesa, en la que fue gran parte de la misma líder el Porto, parece ser que tendrá que conformarse con la segunda posición de la misma, puesto que el Benfica, al ganar su partido ante el Rio Ave por 2-3, con un empate le bastará para levantarse nuevamente como el campeón de la liga, mientras que el Porto deberá enfrentar al Sporting de Lisboa en doble cartelera, el primero el próximo 18 de mayo por liga y el 25 del mismo mes por la final de Copa de Portugal.

Serie A

Mientras tanto en Italia, entre Inter, Atalanta, Milan y Roma se jugarán los puestos de Europa teniendo una diferencia tan solo 4 puntos entre el 3° y 6° lugar y quienes ganaron todos sus partidos de esta jornada, mientras Torino y Lazio se quedan un tanto rezagados con 60 y 58 puntos respectivamente y con dos jornadas por disputarse aún, por lo que podría haber cambios en la clasificación todavía.

Eredivisie

Al parecer, esta jornada que acaba de terminar en Holanda ha sido casi definitoria con la derrota del PSV Eindhoven en su visita al AZ Alkmaar por la mínima de 1-0, dejando a los Ajacieds con una ventaja de 3 puntos sobre el equipo dirigido por Mark Van Bommel y así, cerrar una temporada sin levantar ningún título, ya que seguramente su eterno rival se llevará doblete esta temporada 2018/19 con la liga y copa.

Bundesliga

Vaya oportunidad que dejó ir el Bayern München ante el empate sin goles contra RB Leipzig y con la victoria de Borussia Dortmund que aún se aferra a una mínima posibilidad de levantar el trofeo de campeón en la última jornada. Aún con 2 puntos de ventaja por el equipo de la capital de Baviera, se antoja difícil que dejen pasar la oportunidad de lograr un nuevo campeonato para su palmarés, pero ante lo vivido en Europa recientemente, poco se puede asegurar.

Sin embargo, el equipo de München, tiene el aliciente de levantarse con el doblete si gana liga y la DFB Pokal que los enfrentará nuevamente ante el complicado RB Leipzig, quienes poco a poco se hace de un lugar como 3er contendiente y equipo fuerte en la siempre disputada liga alemana.

Premier League

Por fin terminó el suspenso para conocer al nuevo campeón de esta apasionante liga y hoy por hoy, la mejor de Europa, siendo los Sky Blues los bicampeones con la friolenta cantidad de 98 puntos, suma de 32 victorias, 2 empates y 4 derrotas, dejando así al Liverpool otra vez en la orilla con 97 puntos (30 victorias, 7 empates y tan sólo una derrota).

Este dato no es menor, ya que con dicha cantidad habría ganado 24 de 26 ligas inglesas bajo el nuevo formato que se estableció en 1990, claro, si no hubiera tenido como rival a este gran Manchester City que hiló 14 victorias con la finalidad de no soltar más el liderato de la Premier League y alzarse con su 6to título de liga en su historia.

Al Manchester City aún le queda por disputar el último trofeo del año al enfrentarse este 18 de mayo contra el Watford y conocer al campeón de la FA Cup que, si son los de Guardiola los vencedores, se harán del triplete este año (Carabao Cup o Copa de Liga, FA Cup y Premier League). Queda para el debate si están en deuda con su afición y directiva tras la constante y sonante inversión que hace el grupo inversor de dicho equipo por entrar en las páginas de la historia europea y levanta la ansiada orejona por primera vez. ¿Usted qué piensa al respecto?

LaLiga®

En esta liga había partidos qué seguir por el morbo por la reacción del respetable en el Camp Nou tras la humillación europea en aquel 7 de mayo en el Anfield y los partidos casi definitorios para los que descenderán este año.

En cuanto al encuentro insípido disputado entre el FC Barcelona y Getafe, la primera muestra de enojo de la afición con su equipo se reflejó en una de las entradas más pobres en lo que va del año en el Camp Nou, dejando ver varios claros en las gradas, una clara muestra de la molestia que reina en la legión culé tras el rotundo fracaso europeo y que mató de una vez por todas, la promesa de traer nuevamente el triplete a la ciudad Condal.

Por su parte, el Girona está prácticamente descendido, pues necesita mezcla de marcadores y goleadas con respecto al Celta de Vigo quien le aventaja por 3 unidades, situación que se antoja muy, pero muy complicada.

God Save the Queen…

Champions League y Europa League

Los fantasmas que persiguen el andar blaugrana en las citas importantes en Europa se hicieron presentes en el Anfield, en donde el Liverpool, cobijado por sus fanáticos y con la frase puesta en la mente que estampaba la playera de su estrella descartada para este juego, Mohamed Salah, la cual rezaba: Don´t give up (No te rindas).

Durante la primera media hora de partido, a pesar del empuje y del gol tempranero del Liverpool, el Barca fue capaz de controlar la herida impuesta por los ingleses y bajo el mando de su capitán Lionel Messi, tuvieron oportunidades para hacer daño en la meta del arquero brasileño, Alisson Becker, pero ya sea por el gran guardamenta y definiciones timoratas no aptas de cracks, el Barcelona se alejaba cada vez más del sueño europeo, ya que la fe en ellos mismos cada vez menguaba más con el paso de los minutos y, combinada por la creencia y empatía que existía entre jugadores y afición, se fue gestando una gran noche para recordar, que dio al traste con un sonoro y escandaloso 4-0 a favor de los locales y que los colocaría en la gran final del 1° de junio en el Wanda Metropolitano.

Desde mi punto de vista, es muy pronto aún para determinar culpables por la segunda debacle consecutiva en Europa tras llevar 3 goles de diferencia al juego de vuelta, pero sí que se pueden hacer ciertas conjeturas al respecto y que, radican en todas y cada una de las áreas responsables del club, tanto en lo directivo, técnico y jugadores.

Directiva y cuerpo técnico, desde mi punto de vista ha sido una gestión en cuanto a la contratación de refuerzos, por demás deplorables, pues habrá que irnos no muy lejos para encontrar la cantidad de millones y de jugadores que han traído durante los últimos 3 ó 5 años, mismos que no han dejado huella o que son jugadores simplemente promedio, jugadores que no debieran tener la oportunidad de portar un escudo que representa este club, caso como los siguientes: Malcom, Coutinho, Dembélé, Murillo, Todibo, Boateng, Vermaelen, y podemos seguir sumando.

Técnico: en su afán por no perder en lo humano a un jugador que ha sido el más caro en la historia del Barca, Coutinho, le vuelve a dar la responsabilidad de mostrar el jugador que encantara en su pasado en el Liverpool, pero ya lo he venido diciendo, ese jugador nunca aterrizó en El Prat en enero del 2018, tal pareciera que se quedó en el aire, demostrando una vez más que por más oportunidades que tenga, no merece estar un minuto más vistiendo de blaugrana, una vergüenza total de carácter, ya que a pesar de que sí hay sectores en el Camp Nou que le pitan, hay otros sectores que lo apoyaron, sus compañeros siempre lo cobijaron y el técnico, el técnico más de la cuenta y así, regaló más de 60 minutos de un partido crucial, jugando con 10 jugadores y un ente del cual no se sabe dónde está su cabeza y por ende, su inteligencia emocional y sus piernas.

Otro dato de Valverde, es que su equipo fue el fiel reflejo de lo que él muestra en su actuar en la banca y en la sala de prensa, un tipo con una gran inteligencia emocional, pero sin ese extra de vigor que debe inyectar un técnico a sus jugadores cuando los ve en la cancha sin la sangre hirviendo; y entiéndase bien que esa sangre hirviendo, no me refiero a dar patadas, gritarle al contrario o al árbitro, sino la capacidad de sacar ese coraje desde lo más profundo de uno y empujar así a sus compañeros a dar el extra, como lo hacía el gran capitán, Carles Puyol, quien podía caer derrotado, pero siempre con la cabeza en alto, pues por ganas, lágrimas y corazón, nunca escatimó el gran “Puyi”.

Equipo: mucho se comentó en la previa que traían la amarga experiencia en el Coliseo romano del año anterior y viendo el partido, esa experiencia quedó simplemente en palabras que se las llevó el viento, tristemente el 4to gol encajado en tiro de esquina, fue la clara muestra de lo que fue el equipo culé sobre el césped del templo llamado Anfield.

Liverpool, poco se puede decir de esta gran generación que ha ido construyendo Jürgen Klopp, con base a su trabajo, carisma, empatía con la afición y conexión que muestra con sus jugadores, a quienes convence de jugar de una forma, bien o mal, pero dejarse hasta la última gota de sudor de esfuerzo en cada balón y en cada minuto, y lo hicieron, logrando así una noche épica que más que merecida la tenían, ya que aunque jugaron con las bajas de Salah, Firmino y muy temprano de Robertson, mostraron que ese equipo, está formado por jugadores y no por figuras, gran diferencia con la mayoría de equipos “grandes e históricos” de Europa y en general, fueron una muestra que no solo los partidos se ganan, sino los campeonatos, con base a ese trabajo en equipo, siempre liderados por un mariscal que sabe sacar lo mejor de todos y cada uno de sus guerreros. ¡Enhorabuena Liverpool, You´ll never walk alone!

Por su parte, en el Johan Cruyff Arena, tras el medio tiempo y con un global que favorecía a los Ajacieds por 3-0, pocos pensamos que en 45 minutos el cuadro londinense podría sacar la casta para darle la vuelta a tan empinado obstáculo, qué equivocado estábamos aquellos que dimos por cerrada esta eliminatoria.

Segunda parte, digno del mejor thriller de suspenso, en los últimos minutos con un Ajax fundido y un Tottenham con más corazón que con idea, sacaron adelante la semifinal en una jugada que ningún director de cine habría imaginado, tal pareciera que fue en cámara lenta ver cómo se escabullía el balón entre tanta pierna de defensores del Ajax para alojarse finalmente entre las redes, dando así, una satisfacción que llevó a las lágrimas al líder de este equipo, Mauricio Pochettino, en medio del alfombrado verde.

Por su parte, Arsenal cumplió con los deberes en su visita al Mestalla que lo enfrentaría al cuadro ché de Marcelino, dejando un global de 7-3 y que lo instala con claridad en la final de la Europa League y que lo enfrentará al otro equipo de Londres, Chelsea, quien tuvo que sufrir hasta la tanda de penales en su duelo ante el Eintracht Frankfurt.

Y así es, como la liga inglesa domina este año las competencias europeas, instalando 4 finalistas, haciendo desde mi punto de vista, honor a la liga que mejor trabaja por y para sus equipos, por y para sus aficionados, tanto en derrama económica, comercialización y globalización de la misma.

Es así como nos queda en este año futbolístico copas locales de España, Inglaterra y Portugal dejando como platos fuertes la Europa League y la oregjona, Champions League, la cual tendrá un campeón no español desde 2013, siendo en esa ocasión Bayern München, entrenado por Josef Heynckes y quien fuera el que más se acercara al FC Barcelona de Guardiola con 5 de 6 títulos ganados en año futbolístico.

¡Hasta pronto!

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...