Fran Guzmán quiere ayudar a AMLO a parar a Trump

Con su patriótica disposición sólo pone en la mira de sus críticos a su ex jefe, el Presidente Peña Nieto; nadie creerá que su ofrecimiento fue un arranque espontáneo, sino que cumplió la orden de ofrecer su valiosísima colaboración

Compartir:

Al ofrecer sus servicios al Presidente López Obrador para ayudarlo a solucionar el problema en que Donald Trump ha metido a México con su amenaza de subir los aranceles, Francisco Guzmán causó conmoción en el equipo más cercano a Enrique Peña Nieto que lo acompañó, desde Toluca, a Los Pinos.

Los más cercanos al ex mandatario no se explican qué impulsó a Guzmán a dirigirse a las 18:02 horas de este viernes, en su cuenta de Twitter, al sucesor de su anterior jefe para decirle que “aunque actualmente laboro en el sector privado, pongo a su disposición mi experiencia para contribuir en la solución de la coyuntura que enfrenta nuestro país con los Estados Unidos. Por México, cuente conmigo”.

No debemos ser mal pensados y no utilicemos su disposición a ayudar a superar la “coyuntura” como una petición de chamba ni mucho menos como un guiño del ex jefe de Guzmán a su sucesor. Aceptemos que se trata de un patriota dispuesto a cargar con el alud de críticas que se le vendrá encima por su disposición a salvar la patria.

Lo grave del asunto entre sus ex compañeros es que, como saben, don Francisco poco puede aportar para resolver el pleito que Estados Unidos mantiene con México usando los aranceles para que López Obrador retome la guerra contra el crimen organizado y contenga en la frontera sur a los inmigrantes centroamericanos si no veía estos temas en la oficina de la que fue jefe a partir de que Aurelio Nuño empezó a despachar como secretario de Educación Pública.

Es decir, su experiencia en cuestiones arancelarias es lo que le sigue a nada.

Con su patriótica disposición, Guzmán sólo pone en la mira de sus críticos a su ex jefe, el Presidente Peña Nieto, pues nadie creerá que su ofrecimiento fue un arranque espontáneo, sino que cumplió la orden de ofrecer su valiosísima colaboración.
Por si fuera poco, el señor Guzmán es senador suplente de Miguel Ángel Osorio, el ex jefe de Gobernación.

Digamos que, eventualmente, si el hidalguense aspirara a la presidencia del PRI, podría despachar en la Cámara Alta.

Entre los comentarios más amables que escuché de algunos priístas fueron: ¡En manos de quiénes tuvimos!! La técnica “Alito: La Entrega total.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...