Florida, al ‘ojo por ojo’ contra ‘gatillos veloces’

En el 2016, a Jorge Luis Preciado casi lo queman en leña verde por proponer que ciudadanos posean armas en autos y negocios para defenderse de delincuencia cotidiana

Compartir:

Las situaciones y parámetros parecen distintos entre la violencia doméstica en Estados Unidos y en México.

Hace tres semanas, en uno de tantos casos similares, en Parkland, Florida, un joven acribilló a 17 personas en una secundaria.

En cuestión de horas, quizá de minutos, no cualquier autoridad, sino el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió algo que muchos pensamos era otra de sus deslumbrantes ocurrencias: Armar a profesores. Vaya, llegué a imaginarme a cualquier maestro de Civismo o Biología, o Artes, portando su revólver en un salón de clases al estilo “Billy the Kid” o resguardado bajo su saco, cual hábil 007.

Sí hay diferencias en los dos tipos de violencia doméstica en ambos países. En Estados Unidos se dan con frecuencia, más allá de los atentados serios de grupos extremistas islámicos, ataques “locos” de gente armada afectada mentalmente por distintas causas, muchas de ellas el alto consumo de drogas.

En México, en el 2016, al legislador panista Jorge Luis Preciado casi lo queman en leña verde por proponer que ciudadanos posean armas en autos y negocios, además de sus casas, para defenderse de la delincuencia cotidiana no organizada o semi-organizada, vaya, hasta desorganizada, sobre todo asaltos y secuestros, en avenidas, bancos, restaurantes, ésta última, modalidad a la alza en la Ciudad de México.

A eso se refería Preciado, pero, perdón por la mofa, “el tiro le salió por la culata”.

Y, claro, la delincuencia no organizada es la única a la que se atrevería el ciudadano mexicano a enfrentar como último recurso para defender sus bienes y su vida. La otra, la que desde hace décadas permanece mejor armada que hasta el Ejército, es imposible. Ese es otro cuento.

Y, ni hablar, los mexicanos no tenemos esa opción, mientras los delincuentes salen y entran a amedrentar, ultrajar y despojar, “como Pedro por su casa”, en cuanto restaurante se les pega la gana; a desvalijarte en cualquier avenida de la Ciudad de México y otras; o a la salida de todos los bancos. Y no hablemos de las posibilidades de un secuestro.

Ni ley que proteja ni autoridad que actúe.

Pues la supuesta ocurrencia de Trump la hizo realidad el Congreso de Florida al aprobar la “Ley de seguridad pública Marjory Stoneman Douglas”, tomando el nombre de la secundaria en donde ocurrió el ataque el 14 de febrero pasado.

La ley, aprobada con 67 votos a favor y 50 en contra, contempla el uso de armas por algunos profesores, aquellos con actividades adyacentes a las docentes o con instrucción militar o policiaca.

También incluye programas de salud mental a implementarse en escuelas, así como el aumento de la edad legal para adquirir un arma, de 18 a 21 años.

La legislación debe ser promulgada por el gobernador de Florida, el republicano Rick Scott.
Hace dos años, el propio PAN, su partido, se le fue a la “yugular” a Preciado; se deslindó de la propuesta del senador. Lo mismo hicieron otros, de todos los partidos.

Los casos de delincuencia doméstica por causas demenciales han sido pocos en México, aunque han comenzado a presentarse con mayor frecuencia. Lo más que han aprendido los niños y jóvenes de escuelas es tirarse “pecho a tierra” al escuchar el traca-traca de metralletas, pero, como dijimos, ante eso ni qué más hacer.

El “boomerang” en Estados Unidos es, precisamente, ese, el incrementar el uso legal de armas para defensa propia; ¿quién asegura que cualquiera de esos profesores no será, en el futuro, un “gatillo veloz en potencia”?

Preciado lo advirtió así en 2016: “Es gravísimo lo que está pasando: En pleno Periférico, ustedes han sido testigos que cualquiera se acerca con una navaja, con un cuchillo, con un arma y asalta cinco, seis carros, a la vez.

“Esta reforma es para que el delincuente sepa que si se mete a un negocio, si se mete a una casa o para un auto, él también corre el riesgo de que la persona esté armada y pueda usar la legítima defensa”.

Visiones diferentes.

 

[email protected]

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...