Finalizan las precampañas; ¿y ahora?

Fundamental que las alianzas construyan verdaderas plataformas electorales para sumar las voluntades de los votantes

Compartir:

Estamos a días para que terminen las campañas interpartidistas, las cuales, por cierto, se han convertido en abiertas campañas políticas.

Es momento para que las alianzas construyan verdaderas plataformas electorales para sumar las voluntades de los votantes.

Las plataformas deben partir de análisis realistas del acontecer nacional para que el diseño de los programas de gobierno resultantes sea viable ante los retos que tiene la sociedad mexicana.

En México existen grandes retos que deben seguir atendiéndose, entre los cuales se encuentran la corrupción, desigualdad, inseguridad, falta de gobernabilidad, crecimiento económico desigual y cómo mejorar las formas y fondos para hacer efectiva la diplomacia mexicana ante el cambiante contexto internacional.

Estos son retos nacionales que se convierten en limitantes en el día a día de los mexicanos.

De acuerdo con algunos especialistas de la política mexicana, la corrupción en México debe atenderse con políticas enfocadas al control digital de los procesos burocráticos y a la simplificación de los mismos, así como a la reducción del uso de efectivo en transacciones con entidades gubernamentales.

Estas son acciones viables que deben ser consideradas por los candidatos y los partidos para el diseño de sus programas, pues la corrupción no se detendrá por seguir a un líder; debe mitigarse a partir de la transparencia de procesos.

La desigualdad debe correlacionarse de forma negativa al crecimiento económico del país, y no al contrario.

Es decir, México ha presentado un crecimiento económico constante.

Sin embargo, ese crecimiento no se ve reflejado en la economía de todas las familias mexicanas.

Esto se debe a la mala distribución de la riqueza y al enfoque de la política social en los tres niveles de gobierno.

Se deben diseñar políticas de inclusión social y económica para favorecer a las familias mexicanas.

Para tener resultados diferentes en política de seguridad se debe proponer una política diferente.

La inseguridad se ha presentado en la mayor parte del país y es algo que ha mermado el tejido social, la confianza entre la gente.

Es necesario plantear políticas de prevención en seguridad y salud; no puede ir una sin la otra.

En el tema del narcotráfico es necesario atender dos frentes, el financiamiento y el consumo, uno por la vía de seguridad financiera, así como mitigar el impacto del consumo en EU y, por otra parte, frenar el aumento en el consumo nacional.

La formulación de plataformas y la elaboración de  programas no debe verse como un simple trámite; es un tema serio.

Las plataformas y programas ofrecen al electorado opciones para definir su futuro, el México en el que quieren vivir.

Es por esta gran razón que los candidatos y partidos, alianzas, no coaliciones gubernamentales, deben diagnosticar la realidad mexicana y esforzarse para ofrecer programas de gobierno claramente descritos en procesos de políticas públicas realizables.

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...