Yalitza, el ‘Oscar’ que Monreal no cambió a AMLO por Belinda

En noviembre de 2016, el entonces Delegado de la Cuauhtémoc lució a todo lo que da su “poder”, rayando en la prepotencia, ante el equipo de grabación del reconocido cineasta mexicano que en ese entonces grababa la película que hoy puede sorprender con varios premios “Oscar”.

Compartir:

Cierto que la hoy famosa estrella del cine mexicano, gracias a Alfonso Cuarón, Yalitza Aparicio, no relumbra en Hollywood porque su ascenso en el medio histriónico ha sido súbito, aunque el tiempo lo dirá.

Aparicio, la actriz oaxaqueña que pudo ser un activo importante en el confort político de Andrés Manuel López Obrador, aun sobre el fresa o fifí apoyo de Belinda, quien hasta un concierto en el estadio Azteca dedicó al ex candidato de Morena, ha llegado al punto de no regreso de los soberbios desplantes de algunos de sus colaboradores: Vanity Fair y Vogue México.


Nada o poco que ver con lo que sumió en la oscuridad a César Yáñez, cuya parafernalia de su boda en pleno júbilo del triunfo de López Obrador (a finales de septiembre del año pasado) y el grito cuartotransformador de la austeridad republicana, la puso en marco de oro la revista ¡Hola!
Aparicio ha ganado lo que ha ganado gracias a Cuarón y a su disciplina para actuar, venciendo, sobre todo, la eterna actitud de desasosiego contra las minorías.

Luego de que “Roma”, la última película del cineasta fue nominada para 10 premios “Oscar”, se le preguntó sobre las felicitaciones de López Obrador a su trabajo el cual agradeció, pero también sobre lo que piensa de la llegada a la Presidencia del tabasqueño.

En su respuesta, Cuarón no actuó: “Yo tengo esperanza, pero pago por ver”.

El cineasta elogió la “narrativa muy poderosa” del gobernante por abrir Los Pinos y por el combate al “huachicoleo”, pero el destino de México, dijo, “no se puede quedar solo en actos simbólicos”.

¡Papas! Y si alguien volteó a ver al Presidente, fueron los menos. Es un hecho que al Presidente el mayor daño ha surgido desde su equipo. Se ha comprobado desde el arranque extraoficial de su mandato, durante el tramo de transición, y no se diga después de su toma de posesión.

Entre los protagonistas que lo han metido en problemas, por una u otra acción o postura, está Ricardo Monreal. Hoy mismo el coordinador de los senadores de Morena no compagina bien a bien con su par en la Cámara de Diputados, Mario Delgado. El tema por el que hoy pasa su futuro se llama Guardia Nacional.

Pero volvamos al séptimo arte.

Cuando el largometraje se filmaba en la colonia Roma, dentro de su delegación, Monreal, personalmente, encabezó un operativo, que fue tildado de “furioso”, y en el que incluso hubo heridos y hasta robo de equipo.

El próximo 24 de febrero se llevará a cabo la entrega 91 de los “Oscar” en el Dolby Theatre, que anualmente auspicia la Academia de Cine de Hollywood.

En cuanto a arte, ahora específicamente en cine, en gustos se rompen géneros. La obra de Cuarón es buena a secas. Excelente fotografía, por ejemplo. Sin embargo, con muchos lugares comunes en cuanto a quienes en la orilla de la vanguardia no pueden brincar la línea del 68 o 71 mexicano.

En cuanto a política, no solo se rompen géneros, sino hasta oportunidades.

Digo, con ese repentino éxito de “Roma”, mejor Yalitza que Belinda.

Moraleja: Que el poder de hoy no te tumbe mañana. Pero se vale pedir perdón o, al menos, admitir que “me equivoqué”. ¡Primera llamada!
Por lo demás, me canso…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...