Federico Arreola, el más influyente de la red

Alianzas mediáticas, aún con políticas editoriales equidistantes, no son novedad, como no lo son las partidistas con posiciones ideológicas antagónicas

Compartir:

Esto es un homenaje a Federico Arreola porque, conforme dijo ayer a Ciro Gómez Leyva, su Sendero del Peje, que ahora se llama SDPnoticias, tiene 11 millones de “usuarios únicos” (lo que esto sea, perdonen mi ignorancia en cuestiones cibernéticas) gracias a su sociedad con el sitio Deforma.

Si lo trasladamos a prensa escrita, lo cual debe ser una herejía, debo suponer que “usuarios únicos” equivale a lectores, lo que significa que nadie tiene tantos como Federico, que llegó a la gran capital con la misión de convertirse en el gran amigo, no necesariamente el mejor, de Luis Donaldo Colosio y lo consiguió.

La envidia me corroe porque ni con Valente Pastor, El Real de Jalisco y el Tonayán de mis mejores tiempos soñé en tener tantos “usuarios únicos”; lo más, unos 60 mil lectores que pagaban, religiosamente, su ejemplar mientras a alguno de los periódicos grandes que ahora tienen canal de televisión los voceadores les devolvían 3 mil de los 5 mil ejemplares que entregaban a diario a la Unión, según la liquidación que alguna vez cayó, por error, en mis manos.

Con pocos años en la red, Federico será, ya lo es, casi tan influyente como Juan Francisco Ealy, con 12.7 millones de “usuarios únicos” en el 101 aniversario de la fundación de El Universal.

Y lo será más en tanto siga añadiendo a su Sendero sitios exitosos de Internet, como ya lo hizo con Deforma.

Las alianzas mediáticas, aún con políticas editoriales equidistantes, no son novedad, como no lo son las partidistas con posiciones ideológicas antagónicas, ejemplo, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

La pregunta es cómo mantener a los “usuarios únicos” cuando en el origen está la alianza primaria de SDPnoticias con Televisa, que constituyó un gran negocio para Arreola; para la empresa televisora más importante del país fue la confesión pública de que no encuentra, como muchos de nosotros, la manera de adaptarse a los nuevos tiempos y a las novedosas maneras de comunicarse.

Federico encontró el secreto y la ayuda para crecer tanto como para que Televisa le ofreciera alianza; luego fueron juntos por Deforma, que hizo de la iconoclasia la razón de su éxito. Por cierto, la empresa de Emilio Azcárraga y de Bernardo Gómez ha sido, históricamente, una de sus clientes para atraer “usuarios únicos”.

El gran reto para Arreola es conseguir que la sociedad con Televisa no contamine sitios que disfrutaron de independencia sin límite, como Deforma.

Talento le sobra; lo demostró en el manejo de SDPnoticias en la tragedia del Colegio Enrique Rébsamen. Televisa caminaba, por un lado, explotando al máximo la inexistencia de Frida Sofía mientras Federico, con su pluma, destacó la valía de la reportera Danielle Dhiturbide, que se dejó engañar, como todos los periodistas, por fuentes oficiales.

Mérito, sin regateo, de Arreola es mostrarnos el camino para convertir un sitio de Internet en un negocio de tal prosperidad que hasta el medio electrónico, históricamente el más poderoso del país, el que, según El Peje, es capaz de fabricar un Presidente, se rinda ante él y ofrezca entablar una sociedad que le permita ingresar en un mundo en el que sus genios han fracasado.

Y mérito adicional será convencer a los iconoclastas y a sus “usuarios únicos” de que mantendrán la libertad a pesar de que el dinero venga de uno de los pilares de la mafia del poder, Televisa.

Yo, por mi parte, no regateo mi reconocimiento a la habilidad de Federico.

 

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...