Evo: Por las buenas sí, y el artículo 20 militar

Lo que dice Jiménez Espriú que encontraron en la SCT; los contrastes de la Cuarta; bajo presión, pero sin aflojar, ni Guadalupe-Reyes

Compartir:

Pero qué necesidad, dice la canción. Y, efectivamente, si el General Williams Kaliman (que en el apellido lleva la penitencia) no hubiese conminado al Presidente de Bolivia, Evo Morales, a renunciar y evitar un derramamiento de sangre (que aún no se daba), éste habría permanecido en su postura de “ganador” de las recientes elecciones o, como ya lo había dicho, pedir que se repitiera el proceso electoral.

Lo anterior echa abajo algunas declaraciones en el sentido de que Evo Morales habría mostrado una actitud responsable. Vaya, nada habría ocurrido, sino más que represión, si Kaliman no exigiera al Presidente dejar el cargo. Debió ser, entonces, la verdadera actitud responsable del General la que evitó un escenario peor. Pero además su postura tranquila, sin condicionar ni amenazar al Poder civil.

Al momento de su mensaje, Kaliman mencionó que lo hacía con base al Artículo 20 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas de Bolivia. ¿Y qué señala ese artículo?

Dos índices, a la letra: “Las atribuciones y responsabilidades fundamentales del Alto Mando Militar son: b. Analizar las situaciones conflictivas internas y externas para sugerir, ante quien corresponda, las soluciones apropiadas. d. Determinar los objetivos de las Fuerzas Armadas, a fin de alcanzar la seguridad, la Defensa y el Desarrollo Nacional.

 

LO QUE DICE JIMÉNEZ ESPRIÚ QUE ENCONTRARON EN LA SCT

A como se vienen dando las cosas, si, la semana pasada, el encargado de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, sólo picó un poquito en la roncha de Gerardo Ruiz Esparza diciendo que sí lo investigan, eso significa, nada más y nada menos, que la cosa, entonces, va en serio.

Lo grave del asunto no está en Ruiz Esparza, sino en que el actual Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, reveló que lo que detectaron, sólo en esta dependencia, fueron “varios cientos de irregularidades”.

En concreto se refiere al Tren México-Toluca y al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Con una frase incompleta casi adivinó el futuro: “No veníamos a perseguir brujas ni a buscar problemas”. Sólo faltó el “pero…”.

Con la investigación a Rosario Robles, ex titular de Sedatu y Sedesol, ya detenida, aunque no en pleno juicio ni mucho menos sentenciada, y con lo que inicia, apenas, contra Ruiz Esparza hay malosos que se preguntan cuánto más se estirará la liga hasta que reviente y toque al ex Presidente Enrique Peña Nieto. Es mero comentario de café.

 

 

LOS CONTRASTES DE LA CUARTA

Cierto que un hecho trágico no tiene por qué “congelar” la vida del país ni mucho menos hacer perder el ánimo, bajo ninguna circunstancia, en quienes nos gobiernan, pero, este sábado, el contraste fue mayúsculo.

Mientras en Tekax, Yucatán, el Presidente Andrés Manuel López Obrador (tomándose “selfies”) reiteraba su solicitud de ofrecer disculpas, o pedir perdón, al Rey de España, Felipe VI, y al Papa Francisco, por la Conquista de México, la comunidad mormona en Galeana, Chihuahua, despedía a Rhonita y a sus cuatro hijos masacrados, entre ellos dos bebés gemelos de seis meses.

Un drama sin igual, tristísimas imágenes, el llanto retenido y el que no se puede retener, de adultos y menores de todas las edades. Un escenario que da si no para actuar contra la violencia en el país, cuando menos sí para guardar las apariencias.

 

BAJO PRESIÓN, PERO SIN AFLOJAR, NI GUADALUPE-REYES

A poco más de dos semanas de concluir su primer año de gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador no ha aflojado un centímetro en su andar por el país, como dicen algunos, como si todavía anduviera en campaña.

Las giras y visitas a estados, que incluyen no sólo capitales, sino hasta remotos pueblos (este fin e inicio de semana tocó a Yucatán y Quintana Roo), se han repetido, incansablemente, sábados y domingos, así haya quien diga que en su estrategia están las siestas y nunca, o pocas veces, los eventos nocturnos.

Así, López Obrador se encamina a su cierre anual bajo presión en cuestión, clarísima, de inseguridad y economía, sin embargo, nadie podrá negarle la dedicación al contacto con la gente, cosa que, quizá, es lo que más da a ganar en política.

¿Habrá, entonces, quien extrañe los famosos “puentotes” del Guadalupe-Reyes?

 

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/

Twitter: http://twitter.com/malosos

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...