Entre Pancho Villa, Mancera y una mujer guapa

Y la de Yunes: Aprovechando que AMLO le picó la cresta en Veracruz, sacó su repertorio por si en una de esas el “soy hipertenso” la hacía de bumerán

Compartir:

La madera de un buen político se mide, dice el ya desconocido y confundido clásico, olfateando lo más hediondo sin hacer gesto.

Vaya, cada partido político o alianza podrá tener los precandidatos que guste, pero, eso sí, candidato uno solo. Y entonces, como ya ocurrió, por el método que guste, hasta el del agandalle, muchos se quedaron chiflando en la loma. Que chiflar en la loma es estar solitos, casi calladitos.

Y, lo dicho, sin hacer gestos.

Lo mejor es agarrarla por el lado amable como lo viene haciendo el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, que ni suda ni se acongoja por no haber conseguido la precandidatura del Frente.

Mejor aún, está feliz con sus muchachos Armando Ahued y Salomón Chertorivski, que disputarán a Alejandra Barrales la candidatura perredista para sustituirlo en el cargo, y en cuyo proceso, aseguran, lleva mano, si los de (en)Frente respetan el pacto de caballeros.

Vaya, ya hasta sabor a reguetón puso a la contienda por la Presidencia de la República, que en otro nivel llevan distinguidos personajes del medio político.

La comparación que hizo ayer sobre el “objeto del deseo” que es el puesto que hoy ocupa Enrique Peña Nieto y el no irse por las “curvas”, aunque suene a resignación (perdón por la rima), es una insinuación de que de todas formas va a ganar.

“Los mexicanos luego son muy enamoradizos, o las mexicanas. Fíjate, te lo voy a poner mejor con las mexicanas. Entonces qué pasa si de repente te dicen ‘oye, mira, ese cuate, güero, de ojo azul, alto’.

“Ahí lo ves, el ‘Maluma’ y todos estos, y entonces te dicen: ‘Oye, ¿te quieres ir para acá? Y tú imagínate en mi caso, que te ponen ahí a una mujer muy guapa, ¿no?..

“Pues eso puede ser la ambición de la Presidencia de la República, pero luego, ¿del otro lado qué tienes? Si eres mujer te acuerdas y dices ‘oye no, pero mi viejo no es güero… pero cómo trabaja, bien chambeador, y pues no canta como el ‘Maluma’, pero también es cariñoso, cómo no’.

“Cumplidor, siempre está bien, ahí en la casa. Bueno igual, yo cuando volteo digo a ver, este es el cariño que le tienes a la Ciudad de México, esta es la que te quiere también y donde te sientes con más arraigo, entonces, ¿con quién te quedas?, es ahí donde está el cariño. Está la tentación, pero aquí es a donde pertenecemos y aquí es a donde nos quedamos”.

Y es que, la verdad, a Mancera ya no le queda ni la opción de cargar las cananas como Pancho Villa para llegarle a la “guapa mujer”.

Pero mejor así que como Andrés Manuel López Obrador y Miguel Ángel Yunes transparentan sus diferencias.

Que al gobernador de Veracruz sólo le bastó que el candidato de Morena le echara en cara que al contrario de cumplir con las promesas de reducir la incidencia criminal en el estado, ésta se ha desbordado, para que, bajo su propio riesgo de alterarle el ritmo cardiaco, dejara caer todo lo que se ha dicho, y más, del tres veces candidato a la Presidencia de la República.

Eso sí, Andrés Manuel no acusó con la mentira. Pero lo mismo tendría que reprocharle a Javier Corral en Chihuahua, a Javier García Cabeza de Vaca en Tamaulipas, a Carlos Joaquín en Quintana Roo o a Carlos Mendoza Davis en Baja California Sur, todos gobernados por partidos distintos al PRI (PAN, PRD y otros aliados), y donde ninguna estrategia ha dado resultado contra la inseguridad.

Apenas ayer se informó que en el último de los estados mencionados fueron encontrados seis cuerpos colgados en tres puentes, con cuyo acto grupos delictivos festejaban la “conquista” del territorio.

¿Algo más sabrán ellos de la posibilidad de una amnistía?

Para más claridad, Mancera sigue al pie de la letra el consejo del propio Andrés Manuel, por aquello de exaltarse: ¡Serénense!

[email protected]

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...