En la cuarta y en la quinta, con dinero bailan todos

En la mente de un empresario exitoso nunca está verse en las ruinas. De eso sabe, y de más, Alfonso Romo, que en algún tiempo pasó las de Caín y de todas salió avante. Los hombres de dinero cierran filas con López Obrador

Compartir:

Nadie dice que ante un Presidente que está desbaratando el país para volver a armarlo con buenas intenciones, y colocarlo en el camino de una potencia económica, los empresarios deban tener cara tosca y actitud de confrontación.
Pero lo cierto es que ayer, durante la reunión del Consejo Mexicano de Negocios, muchos de ellos casi brincaban y movían la cola ante los grandes “avances” con que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dibujó un México en busca de “dinamarcarse” (al menos, porque en esos países hay Secretarios -de Estado- que utilizan bicicleta y transporte público).
Horas antes también, la cúpula empresarial de México atestiguó la asunción de Alfonso Romo como Coordinador del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico.
En realidad, el verdadero poder de un país lo representa el que tiene el dinero en sus manos, es decir, los empresarios, y estos la juegan con quien llegue al otro poder, el político, así les haya tumbado lo que vendría a ser su cuerno de la abundancia, el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. Saben que un clavo saca a otro clavo.
En la mente de un empresario exitoso nunca está verse en las ruinas. De eso sabe, y de más, el propio Romo, que en algún tiempo pasó las de Caín y de todas salió avante.
¿Por qué en el mundo y en todos los tiempos, el régimen que sea, subsiste? Porque todo régimen tiene su parte de empresarios, y ellos lo saben. El “ganar-ganar” no tiene ideología. Si no hay súper aeropuerto hay súper Tren Maya; habrá otro “Canal de Panamá”, que lo tiene reservado López Obrador, para poco a poco irlo sacando, en el Istmo de Tehuantepec. Viene la transformación de las Islas Marías, la renovación de dos aeropuertos (menos el de Santa Lucía porque tendrá mano militar).
Sí, ayer fue la fiesta del capital con Romo por delante. Asistieron miembros del Consejo Coordinador Empresarial, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), del Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur).
Convivieron con el Presidente Carlos Slim (quien apoyó las críticas contra los órganos reguladores “porque frenan las inversiones”), Eduardo Tricio, Carlos Hank González (hijo), Olegario Vázquez Aldir, Bernardo Gómez, Ricardo Salinas Pliego, Miguel Alemán Magnani, Antonio del Valle, Germán Larrea, Claudio X. González y Juan Pablo Castañón.
Bueno, Emilio Azcárraga hasta un chiste se aventó: “El América perdió ante Pumas (1-0) porque queremos quedar bien con usted”.
De pasada pidieron al Presidente -nomás para no incomodar- aplacar a los sindicatos en Matamoros (que tiene paralizado el municipio con tanta huelga en las maquiladoras y otras empresas) y sosegar a la CNTE.
En realidad, entre las carcajadas de Alejandro Ramírez y Antonio del Valle, dirigente saliente y entrante del Consejo Mexicano de Negocios, los hombres de dinero envolvieron a López Obrador.
¿O usted cree que alguna vez les preocupó aquel mal chascarrillo de Paco Ignacio Taibo II a inicios del 2018, durante la campaña presidencial: “Si las empresas te quieren chantajear, Andrés Manuel, exprópialos. Chinguen su madre. Exprópialos”.

[email protected]
@RobertoCZga


Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...