Empezar al revés, la transformación de Slim

Una pena que no externara su opinión sobre las grandes obras de infraestructura de Andrés Manuel López Obrador

Compartir:

Cuando estábamos a punto de agradecer que concluyéramos el “buen fin” sin estridencias y sin estrategias mediáticas para desviar la atención de la opinión pública (vaya, hasta Evo Morales tuvo el buen gusto de cerrar la boca en el cierre del “puente”), Carlos Slim nos habla de la necesidad de dar una gran “sacudida” a México para cumplir la meta de que la economía crezca al 4 por ciento, como prometió el Presidente López Obrador.

Imagino que no fue sarcasmo que en pleno día feriado le fuese entregado el Premio Nacional de Ingeniería, pero quizás en justa respuesta a quien le jugó la broma de reconocer sus méritos en la profesión en una fecha de descanso obligatorio, el ingeniero Slim habló de “transformación” (ignoro si en apoyo a la Cuarta o esbozando la suya, que sería la Quinta), de “un cambio que nos permita tener los crecimientos que son los que el país merece”.

La “transformación” de Slim implica ir al “revés” de China, que desde hace una década invierte 12 por ciento de su PIB en infraestructura, es decir, “antes el crecimiento económico implicó la necesidad de una gran infraestructura; ahora (debemos) hacer una gran infraestructura para que haga el desarrollo económico y podamos entrar de la sociedad industrial a la moderna”.

Es una pena que el impulsor de esta Quinta Transformación no externara su opinión sobre las grandes obras de infraestructura de López Obrador, el aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, sin duda porque coincide plenamente con la visión presidencial.

También es una lástima que él, experto en economía e infraestructura, no se extendiera en su recomendación sobre “empezar al revés” de China porque uno, que poco o nada entiende de esas materias, sospecha que quiso decir que la Cuarta Transformación debe rectificar, que lo está haciendo mal, pero esto es mera especulación. Supongo que de querer decir que empezamos al “revés” lo habría dicho con todas sus letras.

Por lo pronto, él está listo para invertir, lo cual es un gran alivio para todos, incluido el Presidente al que su secretario de Hacienda, Arturo Herrera, no encuentra la manera de decir que la economía se está haciendo chiquita y que los empresarios prometen invertir, pero no cumplen.

Paradójico resulta, entonces, que mientras Slim esboza su Quinta Transformación, el coordinador de los diputados de Morena, que quizás por fin pueda aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2020, anunciara que ya ha reasignado 12 mil 500 millones de pesos, de los que 9 mil 395 se los llevarán los cinco programas más importantes de López Obrador, es decir, Pensión para adultos mayores y personas con discapacidad permanente, Sembrando Vida, a la Reforma Educativa y a la Reforma Laboral.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...