Elecciones intermedias en EU y el ajuste de contrapesos

Se consideran un referéndum para la administración de Donald Trump y el Partido Republicano

Compartir:

Las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos, el próximo 6 de noviembre, se consideran un referéndum para la administración de Donald Trump y el Partido Republicano.

Están en juego gubernaturas, alcaldías, parlamentos locales y la totalidad de las curules en la Cámara de Representantes, así como un tercio en el Senado.


Las victorias que acumulen los partidos en las elecciones, sin duda, serán un preámbulo para 2020.

En EU se reelige a la totalidad de la Cámara de Representantes, y a un tercio del Senado, cada dos años.

A pesar de la poca atención a las elecciones intermedias, son trascendentales en una democracia en la que las decisiones de política interna y externa no dependen únicamente del presidente, sino que existen contrapesos con el poder legislativo y judicial por la existente división de poderes.

En las elecciones está en juego, precisamente, la actual estructura de contrapesos.

Los republicanos tienen 51 de las 100 curules del Senado; las demás se distribuyen de la siguiente manera: 47 para el Partido Demócrata y dos independientes, que, de forma general, hacen alianzas con los demócratas.

En los comicios se someten a elección 35 escaños, de los que los demócratas deben defender 26 y los republicanos 9.

Esto quiere decir que los demócratas deben mantenerse victoriosos y robar 2 curules a los republicanos para conseguir mayoría en el Senado.

En la Cámara de Representantes se eligen los 435 escaños que la conforman.

Actualmente, los republicanos cuentan con 241 curules y los demócratas con 194.

Para que los demócratas consigan la mayoría en la cámara deben obtener 218 escaños, es decir, arrebatar a los republicanos 24 lugares.

La importancia de la reestructura, en caso de que los demócratas ganen las cámaras, o una de ellas, son  los efectos a la agenda de la Casa Blanca, una posible parálisis legislativa, apertura de nuevas líneas de investigación a la administración de Trump, pero si los republicanos mantienen las cámaras aumentaría el endurecimiento en la política migratoria y comercial, y se verían sesgados los nombramientos en el poder judicial y cargos clave del gobierno.

A nivel local, las elecciones son importantes porque los gobernadores controlan el presupuesto de sus territorios; nombran funcionarios, jueces estatales y pueden influir en las legislaciones locales, incluso oponerse a las federales.

En la elección están en juego 36 gubernaturas de las 50 existentes.

Las gubernaturas, las alcaldías y parlamentos locales otorgan a los partidos plataformas públicas y recursos para impulsar políticos prometedores para la competencia electoral de 2020.

En la recta final de las campañas intermedias no sorprende el discurso antiimigrante de Trump ni su envío de efectivos a la frontera con México; es un discurso de odio utilizado desde 2016, pero preocupa la falta de un discurso de oposición sólido por parte de los demócratas.

Esperemos que la ciudadanía estadounidense sea capaz de cambiar el panorama político de su nación.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...