El Tren Maya bien vale un código de ética

Compartir:

Si París bien vale una misa, como dijera Enrique IV, un Tren Maya bien vale un Código de Ética. Porque, en verdad, para quienes sostienen este país con sus inversiones qué tanto (¿es tantito?) es perder un proyecto como el del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México si el abanico de oportunidades con la 4T se abre a partir de los proyectos del sureste.

Este jueves fue de cruce de visiones entre el Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador y la iniciativa privada. Por la mañana, en su conferencia en Palacio Nacional, el Presidente tocó el tema toral de su nuevo libro, “Hacia una Nueva Economía Moral”, en donde expone el paradigma de que con las inversiones se obtengan ganancias, “pero razonables”.

Durante el día tuvo una reunión privada con algunos de ellos, sobre todo los dedicados a la construcción, después de la que el “Rey Midas” mexicano, Carlos Slim, dueño de Grupo Carso, confirmó que participará en el proyecto del Tren Maya y “a ver en qué otro”. Con su confirmación se da por superado su berrinche por la cancelación del proyecto aéreo en Texcoco.

Claro, no es el único empresario que fue invitado ni tampoco la única obra en agenda. Para empezar, el sureste mexicano es muuuy amplio. Y si Slim donde pone el ojo… pone el billete. En la cartilla (o el Código de Ética), el Presidente sólo les pide que ya no repitan “los contratos jugosos, con utilidades excesivas en detrimento de la hacienda pública”.

 

ROSARIO PIEDRA IBARRA Y LA SOMBRA DE JESÚS

Mientras la historia y la ideología no sean una camisa de fuerza, la trayectoria como activista social de Rosario Piedra Ibarra será importante en el cargo que a partir de ahora desempeñará en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en sustitución de Raúl González Pérez.

Rosario es hermana de Jesús, el joven aquel por el que su madre, doña Rosario Ibarra de Piedra, ha luchado, toda su vida, en pro de los desaparecidos políticos y los derechos humanos. Una familia crecida, endurecida y forjada en la Izquierda-Izquierda.

La elección que finalmente hizo en su persona el Senado puede ser un arma de dos filos comenzando por lo que ella misma descartó, un “roce” con las Fuerzas Armadas, señaladas consuetudinariamente, en sexenios anteriores, como las operadoras de parte de las desapariciones forzadas.

En la calidad de su gestión, que, como dijo, no le temblará la mano en hacer recomendaciones al gobierno de López Obrador si violan derechos humanos, va el prestigio ganado por doña Rosario Ibarra de Piedra en tantos años de lucha y esfuerzo, pero también en el recuerdo de Jesús, como de miles como él, y en la esperanza de un México sin agravios.

 

NI EL GENERAL NI EL SECRETARIO NI LA SECRETARIA

Y no es por echarle más leña al fuego, o agrandar el comentario, de este jueves, del periodista Salvador García Soto sobre la sospechosa ausencia de los reflectores públicos del General Secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, pero cero y van tres días que tampoco se ve muy activo al Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, ni siquiera para echarle porras al gobierno de Chihuahua ante la ola de vehículos incendiados.

Y, si nos ponemos estrictos, tampoco la figura de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha sido vista de dos días hacia acá. Tal vez y este viernes, uno por uno, o todos juntos, reaparezcan, lo que evitaría muchas suspicacias.

¿O a poco la asistencia de Marcelo Ebrard al municipio de Bavispe, donde ocurrió la brutal masacre, el martes pasado, pero también la tierra natal de Durazo, no fue tan casual, pero sí causal? Todo puede ser, incluso que los tres hayan acudido a algún curso de primeros auxilios o de Seguridad.

 

Blog: http://losmalosos.blogspot.mx/

Twitter: http://twitter.com/malosos

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...