El incremento al salario mínimo es un avance de medio camino

Imperativo generar una estrategia para mejorar el ingreso de los mexicanos y, así, mejorar su calidad de vida

Compartir:

La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) informó que a partir del próximo 1 de diciembre, el Salario Mínimo General (SMG) aumentará de 80.04 a 88.36 pesos, lo que equivale a una incremento del 10.39 por ciento.

A pesar del notorio incremento al SMG de 2012 a la fecha, 27.68 pesos, el avance es limitado y de medio camino.

La expectativa es alcanzar 95.24 pesos, para empatar la línea de bienestar, la cual se refiere al valor monetario mínimo en aras de tener acceso a la canasta alimentaria básica al mes.

La línea de bienestar establecida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), de acuerdo a los cálculos publicados en octubre de 2017, se fija en 2 mil 924.94 pesos mensuales.

El incremento de diciembre resulta un monto mensual total de 2 mil 650.8 pesos, 274.14 pesos por debajo de la línea mencionada.

El aumento del SMG anunciado por la Conasami aún no alcanza para tener acceso a la canasta alimentaria.

A partir de un enfoque de derechos humanos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) resaltó la necesidad de seguir incrementando el salario mínimo, toda vez que, precisó, éste es insuficiente mientras no garantice a la  población el derecho a adquirir la canasta básica de alimentos.

De acuerdo al pronunciamiento de la CNDH, “las cifras de pobreza en México se han incrementado”.

Es decir, que las causas probables radican en que los ingresos de las trabajadoras y los trabajadores no alcanzan a cubrir para sí, ni para sus familias, las necesidades normales en orden material, social, cultural y educativo, lo que refleja que el SMG es insuficiente.

En México, el artículo 123 de la Constitución asegura el derecho a un trabajo digno y socialmente útil.

Lo anterior se complementa con la Ley Federal del Trabajo, en la cual se considera que el salario mínimo debe ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia.

El gobierno federal actual estableció como uno de sus compromisos mejorar el ingreso de las familias mexicanas para hacer cumplir el mandato constitucional y que cubran sus necesidades normales en orden material, social, cultural y educativo.

Es primordial seguir trabajando para mejorar el ingreso de las familias mexicanas.

Agustín Carstens ha declarado que para tener mejores salarios se debe mejorar la productividad del país.

En ese tenor, advierte que para incrementar la productividad es vital generar un ambiente propicio para las inversiones en aras de lograr un crecimiento económico sostenible y que los salarios se incrementen sin generar presiones inflacionarias y desempleo.

Es importante generar una estrategia para mejorar el ingreso de los mexicanos y, así, mejorar su calidad de vida.

Los resultados positivos del esfuerzo institucional para superar las ataduras que impedían que el salario mínimo avance de forma gradual y sostenida han favorecido el aumento del salario y la creación de polintegrales.

grales.

eaciorezcan el ingreso de las familias mexicanas.ara superar las ataduras que impeddrefleja que el 650.8 pesíticas públicas integrales que continúen con el avance de medio camino.

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...