El domingo a nadie le interesó AMLO, Anaya, Meade o ‘El Bronco’

En la idiosincrasia mexicana está el festejo –‘relajo’, diría Octavio Paz-, y si con el gol del ‘Chucky’ Lozano se liberó tensión, con el triunfo, tras 90 minutos, ni a 13 días del 1 de julio nos acordamos del proceso electoral.  ¿A qué candidato le vino bien la victoria del Tri?..

Compartir:

Todavía ayer lunes, mientras los candidatos pugnaban por el voto “útil” o “reflexivo”, muchos mexicanos sorbían la última gota de la botella.

Las circunstancias que rodearon el triunfo de México sobre Alemania en su primer partido del Mundial Rusia 2018 provocaron un “shock” no sólo en los mexicanos, sino a nivel mundial.


Sí, porque Alemania es el actual campeón del mundo. Porque Alemania es uno de los favoritos a llevarse el título. Porque nunca los habíamos superado. Porque ante el portero teutón Manuel Neuer, Andrés Guardado, los dos capitanes de sus respectivos equipos, en altura física, se ve a dos tercios. Porque Argentina empató (y Messi falló), Portugal y España empataron, Brasil empató, Francia ganó apenas y ayer Inglaterra por poco y se va tablas.

Porque la bailada a los teutones, sobre todo en el primer tiempo, estuvo de antología y apología.

Seguramente, el domingo, si alguna empresa encuestadora se habría atrevido a consultar a los mexicanos sobre su preferencia electoral, desinteresados, muchos habrían respondido: “Pon a cualquiera, ¿si?”.

Ahora bien, yo hago una pregunta: ¿Favorece a algún candidato el triunfo, meramente casual (dejará de serlo cuando ya sea una constante), de México sobre Alemania tomando en cuenta las circunstancias mencionadas párrafos atrás?

Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya tardaron en reaccionar. Son los dos extremos, la Izquierda (es o dicen en Morena) y la Derecha. Suelen ser adustos. Secos, huraños, desabridos.

Un meme, de los primeros que circularon, exhibía una imagen del candidato de Morena con cara de sorpresa, pero, serio, diciendo “¡no puede ser!”. Quien lo elaboró interpretó bien el azoro de Andrés Manuel. Hablar del Tri es pensar en el Tri; ¿cuál Tri? La semántica de la palabra remite a varios significados e imágenes. ¿Tri o PRI?

Lo mismo le pasó a Anaya. ¿Cómo interpretar (¿digerir?) no el triunfo inesperado del Tri, sino un tema que nunca ha sido de su rutina-agenda-importancia?

Andrés Manuel, de futbol, no sabe ni jota; de beisbol, sí, algo, pero sabe. Y a Anaya le encanta la charrería y hacer suertes de jinete.

Quien sí debe ser algo pambolero es “El Bronco” porque hasta fans es de un equipo de la Sultana del Norte, pero creo que ni siquiera salió a la Macroplaza de Monterrey, como lo ha hecho antes.

Lo más increíble sería que un partido de futbol cambiara la historia de una elección.

Es decir, ya muchos se preguntan; la enjundia del tricolor mostrada el domingo ¿será la misma en todas las disciplinas, en todas las actividades sociales, con uno u otro candidato envestido como Presidente de la República?

Las ideologías modifican parámetros. Luego, a algunos les da sólo por desfiles militares; por hacer “guerritas” con medio mundo. Olvidan el deporte y dicen sumergirse en la cultura.

En el último y tercer debate, Meade inició con un comentario que muchos vieron como un dislate: “Deseo mucha suerte a la Selección Mexicana en Rusia 2018”.

Fue el único que lo hizo y causó hilaridad. Como cuando el Presidente Peña Nieto, a consejo de Luis Videgaray, invitó a Donald Trump a Los Pinos… Y, meses después, Trump ganó la Presidencia de Estados Unidos… Y Videgaray un merecido reconocimiento.

El domingo, el Tri venció al campeón del mundo con todas las apuestas en contra.

Y sí, el semblante y el razonamiento de muchos mexicanos cambió. Y ahora todos quieren al Tri… y a Osorio.

 

[email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...