El autoritarismo de los López el 1 de septiembre

Un 1 de septiembre (1982), López Portillo dio un golpe de autoritarismo para nacionalizar la banca. Este domingo, López Obrador podría recurrir a ese autoritarismo para imponer el aeropuerto de Santa Lucía como seguridad nacional y evadir el derecho de amparo garantizado en la Constitución desde 1857

Compartir:

El 1 de septiembre de 1982, el presidente José López Portillo dio un golpe de autoritarismo al anunciar, en su último informe de gobierno, la nacionalización de la banca.

Manifestaciones callejeras prefabricadas de “apoyos” sectoriales y populares cobijaron la medida que puso a México bajo los reflectores internacionales por ser considerada de retroceso democrático, además de provocar una desconfianza brutal en organismos internacionales financieros por el rumbo de estatización de la economía.

El próximo domingo 1 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador podría anunciar el decreto para declarar el sistema aeroportuario en Santa Lucía como sujeto de seguridad nacional, con el propósito de evadir los más de ochenta amparos que mantienen paralizado al proyecto.

Un golpe de autoritarismo que utilizaría con argumentos falaces y forzados el artículo 3o. de la Ley de Seguridad Nacional: “Para efectos de esta Ley, por Seguridad Nacional se entienden las acciones destinadas, de manera inmediata y directa, a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano, que conlleven a: … (fracción VI) ‘La preservación de la democracia, fundada en el desarrollo económico social y político del país y sus habitantes’”.

La justificación es un traje a la medida de Santa Lucía, ya que si el congestionamiento aéreo en el aeropuerto actual, de la CDMX, se convierte en un asunto de seguridad nacional habría que reconsiderar la posibilidad de continuar la obra del NAIM de Texcoco como una mejor opción para atender la “seguridad nacional”.

Esto es, la seguridad nacional es un objetivo que debe contemplar todas las alternativas de solución; no es argumento para justificar una de ellas, en este caso Santa Lucía, ya que en el comparativo con el NAIM de Texcoco, la base aérea militar tiene enormes desventajas, de todo tipo.

Uno de los negativos es el diagnóstico del Centro para el Desarrollo de Sistemas Avanzados de Aviación de la Corporación MITRE de EU. El segundo es la distancia de transferencias con el aeropuerto de la CDMX, con tiempos promedios que aumentan 1 hora 30 minutos, en promedio, los traslados; los costos de transportación, además de complicar, terriblemente, la operación de las líneas aéreas nacionales e internacionales, amén del impacto ecológico, las condiciones orográficas, etcétera.

En el decreto de seguridad nacional no existe causa justificada para dejar fuera la posibilidad del NAIM de Texcoco; un golpe de autoritarismo inducido a Santa Lucía equivale al de López Portillo el 1 de septiembre de 1982 con la nacionalización de la banca por errores de su propio gobierno.

Ante la impaciencia por reactivar la obra, posiblemente López Obrador adelante el anuncio del decreto de Seguridad Nacional para evadir lo que llama “sabotaje legal” por la lluvia de amparos, que en realidad es un derecho ciudadano garantizado en la Constitución desde 1857, no obstante, el escenario está puesto para el 1 de septiembre, en el Primer Informe de Gobierno, muy adecuado para la obsesiva manipulación histórica y la reacción popular prefabricada que veremos después del anuncio.

En la conferencia de Palacio Nacional, el presidente anunció que tiene otro recurso para echar adelante Santa Lucía: “Pondremos por delante el interés de la nación. En su momento lo voy a dar a conocer; en su momento vamos a acudir a la facultad que tiene el Estado para poner a salvo el interés nacional. Eso es lo único que puedo decir”.

A las once de la mañana, este domingo, el 1 de septiembre, en Palacio Nacional, el presidente exhibirá las fallas de la democracia, golpeará a los organismos autónomos presuntamente secuestrados por intereses de una élite y blandirá la espada anticorrupción para descabezar los más de ochenta amparos constitucionales en Santa Lucía. Se concretará el golpe de autoritarismo.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...