Día Internacional de los Museos

Santuarios preservan las obras de arte calificadas como la máxima creación humana de la belleza pictórica o escultural

Compartir:
De 164 museos que existen en la capital, 67 se encuentran en el Centro Histórico, por lo que bastará con posicionarse en la plancha del Zócalo y mirar a cualquiera de los puntos cardinales

En el mundo entero, los museos son santuarios donde se preservan las obras de arte calificadas como la máxima creación humana de la belleza pictórica o escultural. El acceso universal libre y espontáneo a los museos, hermana de las naciones que, con frecuencia, intercambian muestras de lo que cada una desea compartir con otras por su valor estético, y la mejor expresión cultural de los pueblos o lugares de donde provienen y del que el autor es originario. En las grandes capitales del orbe, los museos artísticos son de los atractivos más buscados por los propios habitantes y por los visitantes extranjeros que con los modernos medios de transportación, acercan las distancias para poder encontrarse con ellos.

México no es la excepción en ésta especie de museos pero creo, que es todavía más importante, en los museos históricos ubicados en los sitios correspondientes a los sucesos que registran. Sobre todo, por su localización en los majestuosos edificios cercanos o exactamente de la época, que coincide con el hecho histórico ocurrido dentro  o alrededor de los mismos. El Centro Histórico de la Ciudad de México es pródigo en esta especie de museos y, aunque en gran parte sus antecedentes han sido de uso religioso, su testimonio de ese carácter se mantiene y amalgama con otros acontecimientos contemporáneos o sucesivos de carácter civil y político.

El día 18 de mayo, en el espléndido y original Museo Interactivo de Economía (MIDE) situado en el antiguo convento de los Betlemitas del siglo XVIII, ubicado en Tacuba y Bolívar, se dio inicio a la Semana Internacional de los Museos en la que el gobierno de la Ciudad hizo la invitación a todos los citadinos, visitantes de la República y del exterior, para que concurrieran a los museos de toda la ciudad, cuya concentración de mayor riqueza se encuentra precisamente en donde se inicia la vida de la nación y se dieron los acontecimientos más importantes de siete siglos de historia patria.

Cronológicamente es obvio que cualquier plan de recorrido debe empezarse por la visita al sitio con los vestigios arqueológicos junto al espléndido Museo del Templo Mayor, donde se ubica el nacimiento de la Gran Tenochtitlán (1325). Prodigioso museo en el que se pisa el mismo suelo que nuestros ancestros y su atractiva y didáctica museografía, nos lleva al conocimiento de esa cultura originaria de la que parte nuestra identidad nacional.

Convivir con dos siglos antes de la llegada de los españoles, y conocer y sentir las pulsaciones de un pasado que todavía es presente en el nombre de nuestra nación y, por lo tanto en su esencia, es una experiencia que todos debemos vivir. El templo mayor es accesible ahora por el corredor peatonal que viene del Zócalo por la plaza de Seminario y que llega a Donceles, donde habrá una maqueta para que simultáneamente se pueda ver la cúspide del templo y toda su extensión original.

De ahí en adelante puede seguirse por las decenas de museos y monumentos arquitectónicos del siglo XVI y posteriores. Recientemente el Museo Numismático de la calle de Bolivia por ejemplo, celebró su 481 aniversario. En este sitio se pueden ver y apreciar las asombrosas máquinas y el inmenso recinto en el que todavía con las huellas del hollín de entonces cuando en los hornos a altísimas temperaturas, se fundían las primeras monedas de América que dieron lugar al crecimiento económico desde la Colonia hasta nuestros días. El suntuoso edificio, el museo y la exhibición de máquinas, monedas, metales, herramientas, etcétera, es un privilegio al alcance de todos.

La celebración del Día Internacional de los Museos que concluyó el 22 de mayo incluyó un Rally Museos CDMX convocado por la Secretaría de Cultura mediante una lista de 12 museos a visitar en esa semana para que los jóvenes recojan, en cada uno, su registro con el mapa respectivo y al cumplir las nueve visitas se acuda al Museo de la Ciudad de México donde se le dará la última pista y recibirá el décimo sello para que, si se encuentra dentro de los primeros 200 participantes, reciba un regalo que valorarán junto con su provechosa aventura cultural.

Lo singular también, de ésta ocasión, es el que la Semana Internacional de los Museos coincidió con la Feria Mundial de las Culturas Amigas que reúne, precisamente en el Zócalo Capitalino, a 94 naciones que exhiben en sus stands, los elementos distintivos de sus culturas gastronómicas, artesanales, musicales, vestuarios, etcétera, que podrán visitarse hasta el 5 de junio y que se estima disfrutarán más de 3 millones de personas de todas las edades.

De 164 museos que existen en la Capital de la República, 67 se encuentran en el Centro Histórico. Bastará con posicionarse en la plancha del Zócalo y mirar a cualquiera de los puntos cardinales, voltear al oriente y ver Palacio Nacional con más de cuatro museos; al nororiente el museo del Arzobispado y el de Arte de la Secretaría de Hacienda; al norte la Catedral Metropolitana con al menos 12 secciones o submuseos; al sur el Palacio del Ayuntamiento con el Salón de Cabildos y de Virreyes, así como la Biblioteca Zarco. Ahí me quedo por limitación de este espacio sin dejar de reconocer que la capital es la ciudad de los museos.

 

Compartir: