Dejan ir vivo a AMLO

*El tercer debate presidencial sin sorpresas. Candidatos repiten esquema; fallan al intentar acorralar al aspirante de Morena. “Aquí el único indiciado por un delito es Ricardo”: Meade *Aunque Anaya insiste hasta en tres ocasiones en que si gana la Presidencia meterá a la cárcel al Presidente Peña, el candidato del PRI no toca el tema de los Barreiro y presunto lavado de dinero *Aunque cae en contradicciones, López Obrador no se sale de su única línea: Combatir la corrupción y derogar la Reforma Educativa

Compartir:

Cero y van tres, pero ya no habrá cuatro. En el último debate presidencial entre Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez, “El Bronco”, no hubo, como se esperaba, sorpresa alguna.

El esquema fue idéntico a los dos anteriores. Los tres aspirantes que durante toda la campaña han estado abajo del aspirante de Morena en las encuestas, intentaron acorralarlo, pero sus argumentos no fueron suficientes.


López Obrador, diestro en el arte de la pelota caliente, los bateó. Esta vez ni siquiera lograron sacarlo de sus casillas.

Desde hace una semana el tercer debate había despertado muchas expectativas sobre todo por la difusión de la primera parte de un audio-video en el que Juan Barreiro, hermano de Manuel, presunto socio de Anaya en el delito de lavado de dinero, da santo y seña sobre la operación que, de ganar el panista la Presidencia de la República, lo pondría en las puertas “del cielo”.

Vaya, todavía unas tres horas antes del debate, realizado en el Museo Mundo Maya, en Mérida, Yucatán, el asunto se calentó por el aviso del sitio www.casoanaya.com de lanzar la segunda parte del audio-video.

Casi una hora de duración, y sin mucho aporte extra, más allá de escucharse otra vez que ansían “el cielo” si logran la operación, y de hablar ahora hasta del posible triunfo de Andrés Manuel López Obrador, “el que encabeza las encuestas”.

Otro vano intento, como el de hacer sucumbir a Andrés Manuel porque ni Meade se colgó del caso para golpear a Anaya.

Aunque Anaya insistió hasta en tres ocasiones en que si gana la Presidencia meterá a la cárcel al Presidente Peña, el candidato del PRI no tocó el tema de los Barreiro y el presunto lavado de dinero.

En cierto sentido no cayó en la provocación del panista.

El único acercamiento con el caso que tuvo Meade fue cuando dijo claramente: “Aquí el único indiciado por un delito es Ricardo”, pero en un momento en que ni siquiera debatían sobre el tema, ni la confrontación era de Anaya con él, sino con Andrés Manuel.

El comentario del “simpatizante” priísta provocó nuevamente la insistencia del candidato del Frente para acusar a Meade, al PRI y al gobierno federal de atacarlo con “noticias falsas”.

Fuera de eso, el tercer debate volvió a parecer, como los otros, que quienes debatían eran candidatos contra moderadores, porque desde Gabriela Warkentin hasta Carlos Puig y Leonardo Curzio hacían kilométricas preguntas o cuestionamientos.

En un descuido y hasta los moderadores hablaron más que los candidatos.

De hecho, cuando la cosa se ponía sabrosa, los contendientes debían detenerse porque se les agotaba el tiempo y entonces la fuerza del debate bajaba.

 

TODOS CONTRA AMLO, PERO ‘ABANICAN’

Lo dicho, en un juego de beisbol, sin conectar “jonrón”, pero tal vez robándose las bases, Andrés Manuel les gana el juego.

El más insistente contra el de Morena fue Anaya, candidato de “Por México al Frente”: “Andrés Manuel ya tienes tus contratistas favoritos”, lo acusó en una de sus intervenciones.

En otro momento le replicó que cancelar la Reforma Educativa sería criminal; además de que construir una refinería, un disparate.

“¿De cuál cambio hablas, Andrés Manuel? ¿Cambio es tu pacto con Elba Esther Gordillo? ¿Cambio es tu pacto con Manuel Bartlett? ¿Cambio es tu pacto con Enrique Peña Nieto? “En tu obsesión por llegar a poder ya te comprometiste a perdonar”, fue otro de los reclamos del panista al candidato de Morena.

O una de las más fuertes: “Hablas de combatir la corrupción de dientes para afuera”.

Meade se atrevió una que otra vez. “Cancelar la Reforma Educativa”, dijo ante López Obrador, “implica cancelar el futuro de nuestros hijos”.

O esa de “Andrés Manuel quiere quitar el Seguro Popular, pero se trae a su doctor de Miami para que lo revise cada 15 días”.

Los ataques entre Meade y Anaya fueron pocos y más bien en una especie de defensiva del panista.

El de Morena no varió su táctica, pero al menos esta vez no mencionó para nada a “la mafia del poder”, ni aludió a su “amor y paz”.

“Voy a cancelar la esencia de la Reforma Educativa… Es una mal llamada Reforma Educativa”, dice López Obrador.

Afirma que con ella se humilla y se degrada a los maestros.

También acusó que el Seguro Popular “es un robo”.

Y los remató: “Yo qué culpa tengo de que ustedes estén empatados. Tienen que remontar 30 puntos”.

 

‘EL BRONCO’ PONE LA ‘CHISPA’

A Anaya, Meade y López Obrador los llamó “la tercia maldita”. “Viven del asistencialismo”, dijo. “Quitaré a todos los flojos del gobierno, incluyendo a estos tres”.

A Andrés Manuel lo cuestionó: “¿No traías en la cartera una fotografía de la maestra Gordillo?”.

La parte final, ni por ser el último momento de los tres debates, fue dinámica o cuando menos apasionada.

Todos se despidieron prometiendo paz, desarrollo, transformaciones (la cuarta, dijo López Obrador).

Memorable el momento en el que Curzio discuta con “El Bronco” sobre quién sería el encargado de cortar las manos…

Por cierto, por si no lo notó, la temática fue “Crecimiento Económico, pobreza y desigualdad”, “Educación, ciencia y tecnología” y “Salud, desarrollo sustentable y cambio climático”.

Fuera de eso, ya sólo falta creer o no en las encuestas y votar. Porque 18 días pasan volando.

Pero como en los partidos de Rusia 2018, esto no se acaba hasta que se acaba.

 

RECUADRO

BARREIRO ALERTA SOBRE AMLO Y VENEZUELA

La mujer,  identificada como María Ordoñez, le pregunta sobre el candidato de izquierda, Andrés

Manuel López Obrador, si tiene posibilidades de ganar.

“Si llega a ganar el de izquierda, ¿se va a hacer como Venezuela?”, dice la mujer.

El empresario queretano le comenta que sí, que hay posibilidades de triunfo del candidato de izquierda, por lo que tienen que poner todo de su parte para evitarlo.

“Dinero es dinero aquí y en China… y si queda este candidato se nos abren las puertas, pero para donde queramos”, menciona en alusión sobre el triunfo de Anaya.

Argumenta que son los pobres quienes van a votar por López Obrador porque van a votar en castigo a los ricos y empresarios.

“Exacto, ahorita hay mucho en juego. sí, sí hay posibilidades de que gane y que el 70% de los mexicanos que vive en un lugar, pobre, están votando a favor de él, es un voto de castigo. Pero está prometiendo cosas que no son realizables, y eso va a llevar que seamos como Venezuela. No puedes ofrecerles a todos los mexicanos que les vas a pagar sin hacer nada”, comenta Barreiro.

La argentina le pregunta al empresario si Anaya es de izquierda o de derecha: “de derecha”, responde.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...