La tirria de AMLO y su “modito” de resbalar ante el BID y el CMN

Nadie explicó al Presidente el mecanismo del apoyo que el Consejo Mexicano de Negocios tramita para 30 mil MiPymes, y volvió a irse a la yugular de los empresarios. Lamentable

Compartir:

Andrés Manuel López Obrador ha hecho un esfuerzo enorme para poder incluir, de a poquito, a la clase media y alta en sus consideraciones de apoyo ante la crisis económica, que apenas inicia, causada por la pandemia de Covid-19.

Si, un esfuerzo que no va con él, pero que la circunstancia de que las cosas se comiencen a complicar más de la cuenta, no por la emergencia sanitaria, sino la económica, y que sectores que él sabe son vitales para el dinamismo de una sociedad, así porten el gusano del neoliberalismo, se aparten cada vez más de sus ideas, mejor opta por no aislarse tanto.

Pero, en su resistencia, ofrece show, sarcasmo y bisutería.

“(El apoyo lo recibirán) los pobres y la clase media baja, y clase media, ahí vamos y luego a los demás (el ya famoso 30 por ciento del que habla desde este sábado), pero será para todos. Es gobernar para atender a todos, respetar a todos de preferencia a quien más lo necesita”, expresó el pasado 18 de abril.

Eso fue hace una semana. Desde este fin de semana pasado se acercó otro poquito. Cómo ha de haber sufrido, pero no le quedaba de otra, la presión desde muchos frentes ya es demasiada. Dijo que las medidas dictadas por su gobierno para amortiguar la crisis están dirigidas al 70 por ciento de las familias mexicanas, pero que el 30 por ciento restantes también tendrán los suyo.

Eso sí, nada de recursos, nada un “Fobaproa 2” para rescatar a los de arriba, nada de endeudar al país. Aliento, buenas noticias, porras.

Tengan para que aprendan. A las medianas y grandes empresas les ofrece paz, tranquilidad; no aumentar impuestos, ni crear nuevos; gobierno austero (“no faraónico, ofensivo, en el que usaban helicópteros para ir a jugar golf”); no influyentismo, que puedan participar en contratación de obras sin dar sobornos.

Eso ofrece de la clase media-media hacia arriba.

Pero este lunes, cuando ya López Obrador iba firme tratando de aligerar la confrontación con parte del empresariado, que le llega la noticia de que el Consejo Mexicano de Negocios y el Banco Interamericano de Desarrollo pactaron apoyar a unas 30 mil micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) haciendo uso de recursos por unos 12 mil millones de dólares.

¡Cómo!, si el único que puede dar apoyos es él. ¿Quién osó arrebatarle la varita mágica?

No, pues ya sabrán. Para empezar, a la pregunta de una periodista sobre qué opinaba del apoyo para las empresas de todos tamaños, la respuesta fue de botepronto:

“Sí, ese aval no podemos nosotros otorgarlo, porque no queremos endeudar al país y queremos rescatar primero a los más necesitados…

“Y además no me gusta mucho el modito de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes. Si ya no es como antes, antes el poder económico y el poder político eran lo mismo, se alimentaban, se nutrían mutuamente; ahora ya no, ahora el gobierno representa a todos, hay una separación entre poder económico y poder político.

“Entonces, ¿cómo que se hace un acuerdo y que ahora Hacienda lo avale? ¿Y qué?, ¿nosotros estamos aquí de floreros, de adorno?
El Presidente, como él mismo dice, estaba “obnubilado”.

Parecía una treta inteligente de la periodista, una trampa en la que finalmente cayó López Obrador. Pero quizá y ni la comunicadora conociera el mecanismo de esos créditos en el que el gobierno solo participa dando el aval, pero no crediticio, sino como accionista del BID.

En fin, que el Presi cayó redondito. Pero, ¿y sus asesores? Se les fue la liebre.

Horas después de la “mañanera”, Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios, le aclaró todo al Presidente. Esos créditos no ocupan recursos del Estado (que es de los mexicanos), además es un trámite privado en el que el gobierno no tiene por qué enterarse.

Y, pues sí, ahí la llevaba el Presidente con la media-media, media alta y alta. A empezar de nuevo, claro, cuidando los “moditos”.

[email protected]

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...