La Infodemia de López-Gatell y sus “cátedras” de periodismo

Viernes y sábado, como en otras ocasiones, el subsecretario de Salud aludió “a esa otra epidemia que es la desinformación” para rechazar notas periodísticas que contrastan con sus informes

Compartir:

Este viernes, en otra de sus largas disertaciones para advertir que sus cifras, sus gráficos, curvas, picos, mesetas y demás, son infranqueables en cuanto, además, horrenda, cantidad de muertos y casos de Covid-19, y que no hay nada por encima de sus dichos, Hugo López-Gatell afirmó que sí, “la Infodemia mata”.

Un término del que se ha apropiado la “Cuarta Transformación” para rebautizarlo en el sentido de su significado: Es todo aquello que contradice, utilizado como información, la postura oficial.

Pero López-Gatell -lo hizo este viernes y este sábado-, añade su propia concepción de lo que (según él) es el periodismo, cómo debe comportarse y cuáles son sus fallas (errores o infundios) más grandes.

El viernes respondió al reportero Juan Hernández, del periódico “Basta” y del Grupo Cantón, quien le puso la respuesta en bandeja de plata: “¿Cómo afecta la Infodemia al trabajo que vienen ustedes realizando del combate al COVID-19? Porque ayer (jueves) estuvo circulando en redes sociales, todavía hoy, una versión en la que una figura pública afirmaba que la Ciudad de México iba a estar en semáforo verde, cuando realmente los que estamos cubriendo diariamente sabemos que las cifras señalan todo lo contrario. ¿Esto qué da como resultado?, ¿cómo los ha afectado?”.

Y este sábado tocó a una reportera de Milenio que no dio su nombre, pero que cuestionó sobre lo publicado en su medio referente a un supuesto subregistro del 50 por ciento de muertes por la epidemia.

La joven puntualizó que el 19 de junio en la base nacional del Registro Civil, que administra el Registro Nacional de Población, se estableció que habían 38 mil 815 fallecimientos por Covid-19. En esa fecha, la Secretaría de Salud reportaba 20 mil 394 decesos.

El viernes, López-Gatell se explayó como todo un experto en Comunicación.

Entre otras cosas, respondió al reportero de “Basta”:

“(La Infodemia) es un fenómeno en el que se propagan como olas, como grandes olas, se difunde, las noticias que no necesariamente son veraces.

“Hay estudios científicos, hoy no traje, pero un día de pronto les traigo un estudio científico publicado en la revista ‘Science’ una revista muy prestigiosa hace… unos siete u ocho años, que analiza cómo las malas noticias y las noticias falsas se transmiten a una velocidad mayor, y a mayores distancias que las noticias verdaderas y las buenas noticias. Y esto tiene que ver con un fenómeno sicosocial en el que aparentemente los seres humanos somos prospectos a que nos llame la atención lo negativo. Lo negativo llama más la atención que lo positivo, que lo alentador…

“Y la consecuencia, en términos de información, es que tienen más éxito las malas noticias o las noticias alarmistas y las situaciones que contrastan con la realidad esperada.

“Esto desde luego, cuando se piensa en medios de información o medios de comunicación, ahí ustedes son expertas y expertos, tiene un atractivo, que a veces puede ser comercial. Hay medios de comunicación que tienen una agenda comercial, son empresas generadoras de dinero, de riqueza, por la venta de los servicios o la venta de los anuncios y entonces parecieran centrarse en privilegiar las noticias que tienen mayor impacto y entre ellas resulta atractivo tener noticias escandalosas, lo que se llama popularmente el amarillismo, que invita a que haya una mayor afinidad de los lectores o de los visualizadores de hoy, que las noticias pueden ser en formato de video, o de los escuchas para las noticias que son en audio”.
Hasta aquí, creemos que el doctor López-Gatell también se vale de la Infodemia o cae en ella.

En aras de defender sus datos (bastante preocupantes, por cierto) sobre como conducen la epidemia en México, tilda de mercenarios a los medios de comunicación que disienten de sus versiones, o que publican información que una fuente distinta a él proporcionó o estableció.

Respecto a las “noticias escandalosas”, debe saber que el 90 por ciento tampoco se fabrican, las crean las mismas fuentes, y el “escándalo” procede, precisamente, por ejemplo, cuando se pretende hacer creer a la sociedad que no existe el “infierno” ante una enfermedad, cuando las propias cifras oficiales pintan un estado diferente.

Y siguió con su cátedra al periodista de Grupo Cantón.

“En otros casos”, añadió López-Gatell, “los medios que prefieren privilegiar las noticias falsas o las noticias escandalosas pudieran tener otro tipo de motivaciones, desde luego pueden ser motivaciones, por ejemplo, políticas, puede ser una agenda de contraposición al gobierno, a otro grupo social, posicionar una agenda ideológica, en fin, hay muchas motivaciones, pero todo este fenómeno es la Infodemia”.

El doctor tiene toda la razón en que así podría utilizarse cierta información o desinformación, pero su propia afirmación deduce que él responde igual a una motivación política, la de la 4T, en el mismo sentido de “posicionar una agenda ideológica”.

No está por demás decir que hasta ahora todas las notas difundidas en la mayoría de los medios de comunicación tienen fuente asignada, desde la Organización Mundial de la Salud hasta la Universidad Johns Hopkins, pasando por el Renapo y la Secretaría de Salud.

Entonces citó a Jenaro Villamil, director del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, como “un experto en la materia”, quien dijo en una “mañanera” que “es un gran negocio distorsionar información para vender ésta a un público que es ávido de desinformación paradójicamente”.

Afirmó que hay mucha gente (supongo que no del pueblo sabio) que prefiere oír la no verdad, la mentira. “Entonces esto es un negocio masivo, no es pequeño, es masivo”.

“… Lamentamos, y hay que decirlo, que haya personas o grupos o agencias noticiosas o empresas que tienen esta agenda de desinformar”, agregó.

Al finalizar su comentario-disertación, el reportero insiste en darle cuerda: “La Infodemia mata”…

Y el doctor responde: “La Infodemia puede matar, definitivamente”.

Este sábado la clase continuó. Ahora ante el cuestionamiento del supuesto subregistro de muertes, planteado por la reportera de Milenio.

Luego de exponer sobre la estadística y afirmar que en fenómenos tan masivos como la Influenza, el Dengue y el Covid-19… “no es propósito de ningún sistema de vigilancia del mundo contabilizar todos y cada uno de los eventos; no es propósito (ni aquí, ni en Estados Unidos, ni en Canadá, ni en Francia, ni en Inglaterra, ni en Alemania, ni en Suiza, ni en China, ni en Corea)”, se comenzó a acercar a donde quería llegar para tomar el salvavidas.

“Hay personas que confunden la estadística con la vigilancia epidemiológica… fenómenos masivos, inconmensurables, no son medibles del todo; lo que más interesa es tener un reconocimiento de los patrones de ocurrencia…”, dijo.

Su explicación fue bastante larga para rechazar que no existe “subregistro del 50 por ciento en muertes”.

… “Esta información que usted relata, a lo largo de la semana, concretamente el jueves, salió en noticia de un medio nacional, como suele ocurrir con las noticias, ayer hablábamos un poco de la Infodemia, del interés de las noticias alarmistas…
“Este medio mexicano, el jueves publicó una noticia con un encabezado falso que decía que queríamos ocultar información… Un encabezado alarmista y además falso…”.

Recordemos que el 27 de mayo, el propio López-Gatell dijo a la senadora Alejandra Reynoso, cuando esta le pidió asumir su responsabilidad con honestidad: “Usted -posiblemente, no lo asumo- tiene poca familiaridad con el Sistema Nacional de Salud, quizá, seguramente, con la salud en general, dado que su campo de experiencia profesional está en las Ciencias de la Comunicación y en las relaciones exteriores. Según tengo entendido”.

En ese sentido, entendemos que el doctor tiene poca familiaridad con la Comunicación -posiblemente, no lo asumimos- dado que su campo de experiencia profesional está en la Salud.

Así, aun sin dar explicación alguna, ni referencia sobre ningún dato, ya de por sí las cifras de muertes y casos por Covid-19 son altísimos en México, el subsecretario sigue intentando salir airoso de cualquier cuestionamiento.

Y cuestiona a los medios de comunicación: “A veces como que pareciera que descubrieron algo”.

“… Ustedes son expertas y expertos, no yo, en Comunicación, pero hasta donde entiendo el oficio profesional y ético del periodismo incluye el documentar las notas, el tener fuentes de información complementarias que contrasten hasta formarse un juicio o acudir a la fuente primaria de quién produce la información, en este caso, ya sea el gobierno de la Ciudad de México o el Gobierno Federal…”.

Y quizá el doctor no conozca las entrañas de los medios de comunicación, como sí las del cuerpo humano, pero, insisto, las fuentes de información en cualquier medio de comunicación son las que dan vida a una noticia. No hay de otra, las fuentes son la protección incluso legal para cualquier medio, caso contrario se estaría escribiendo un cuento, una novela corta o un guion que, como él también sabe, en la 4T hay quienes los intentan con tramas infodémicas.

Pero en cuestión de fuentes de información y de “feedback” hay mucho, muchísimo, que decir. El doctor solo tiene la versión clásica de la introducción al periodismo. De hecho, él, como fuente si podría estar cayendo en un “amarillismo” oficial.

En su sitio web, la Organización Panamericana de la Salud define lo que es Infodemia.

“…Una cantidad excesiva de información -en algunos casos correcta, en otros no- que dificulta que las personas encuentren fuentes confiables y orientación fidedigna cuando las necesitan.

“El término Infodemia se refiere a un gran aumento del volumen de información relacionada con un tema particular…

“En esta situación aparecen en escena la desinformación y los rumores, junto con la manipulación de la información con intenciones dudosas.

“En la era de la información, este fenómeno se amplifica mediante las redes sociales, propagándose más lejos y más rápido, como un virus.

“¿Qué es la desinformación? La desinformación es la información falsa o incorrecta con el propósito deliberado de engañar”.

Me parecen bien los elementos para recrear el término de Infodemia alrededor de la pandemia de Covid-19, solo hay que recalcar que la información, descompuesta en desinformación, o comunicación falsa o incorrecta “con el propósito deliberado de engañar” la puede utilizar cualquier empresa, gobierno, dependencia, secretaría o persona, y hasta el encargado de una conferencia vespertina sobre Covid-19.

A ver, un recuento:

Desinformación, rumores, manipulación… Y remarquemos la última cita directa del concepto que maneja la OPS. “¿Qué es la desinformación? La desinformación es la información falsa o incorrecta con el propósito deliberado de engañar”.

No sé por qué, pero me atrevo a pensar que el doctor López-Gatell, además de experto en Salud, con todo y que pueda alegar que sus dichos los basa en procedimientos científicos y matemáticos, también lo es en Infodemia.

Eso sí, definitivamente, en periodismo no.

[email protected]
@RobertoCZga

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...