Con hambre solamente esperamos violencia

Nuevos 'tecnócras' sociales de la cuarta transformación, a tomar nota

Compartir:

El hijo de Gil Díaz, ex secretario de Hacienda y un hombre ligado a las actividades financieras, aduanales, sector impositivo y empresas de comunicación es ahora requerido por las autoridades por la desviación de más de 700 millones de pesos de la empresa Oro Negro y esto, sin lugar a duda, será el motivo para que los viejos afectados y enemigos del Lic. Gil Díaz, den rienda suelta a sus resentimientos y a sus venganzas. No tenemos la menor duda de que existen muchos lastimados en el ejercicio del poder del rígido Gil Díaz que ha dejado a muchos afectados, de tal suerte que recuerdo que hace años, cuando era un operador político de Carlos Salinas de Gortari, le tenían pavor los empresarios y funcionarios cuando eran invitados a alguna recepción en Los Pinos y les tocaba la mesa donde estaría el poderoso personaje ya que decían que estaban marcados para que de un momento al otro iniciaran auditorías e investigaciones sobre sus fortunas y negocios, hoy, sin duda, muchos de aquellos afectados se darán vuelo en dejar claro que esas acciones, al paso del tiempo, tienen desquite, y veremos muchos espacios y filtraciones donde se contarán las historias de Gil Díaz y de sus amplias relaciones con el poder político y con el poderoso grupo empresarial de Roberto Hernández, y del panismo militante, así que sin duda tendremos muchos temas para comentar en éstos días.
Otro de los escándalos que veremos por semanas, serán los negocios de los familiares de Joaquín, “El Chapo”, Guzmán, en su nueva línea de ropa que según nos comentan está confeccionada por presos de “Puerta Grande” lugar de gratos recuerdos de don Joaquín, además, la sentencia de Cadena Perpetua dictada por los norteamericanos a “El Chapo”, dará muchos detalles de las relaciones entre los políticos, empresarios, financieros y policías que no le cumplieron en México y que, sin duda alguna, generarán amplios reportajes que muestren esas relaciones de complicidad y de corruptelas. Hoy en día, cuando los norteamericanos demandan más de doce mil millones de dólares que dicen les pertenecen de acuerdo a los convenios entre México y Estados Unidos sobre los recursos de origen ilícito y del narcotráfico, pues nos ponemos a pensar que, independientemente de que sean o no ciertos esos volúmenes de ganancias por parte del “Chapo”, pues es lógico que muchos millones de dólares estarán ocultos en los sistemas implementados por políticos y financieros para la protección y manejo de esas fortunas, porque, curiosamente, en todos los casos de los grandes personajes del narcotráfico cuando se hablaba de sus riquezas se comentaba de miles de millones de dólares y, cuando esos jefes mafiosos eran asesinados o encarcelados, al final de cuentas, jamás entregaban las cantidades que decían pertenecían a sus grupos y es lógico que muchos de esos fondos se quedaron en poder de sus lava dólares financieros, policías, prestanombres y políticos, por esa misma razón jamás vimos en México esos enormes volúmenes de riquezas que se supone pertenecían a los jefes mafiosos y, en cambio vimos el crecimiento de fortunas de los especuladores financieros, de policías, empresarios, funcionarios y políticos que tenían las relaciones y las confianzas con esos jefes de jefes de tal suerte que, en muchos casos, siguen operando la administración de sus bienes, o bien, se los llevaron sus cuentas personales en inversiones en el extranjero
Ahora veremos muchas protestas de campesinos que colapsarán muchas carreteras ya que buscan el compromiso para que las autoridades destinen los apoyos que se requieren en el campo mexicano. Sin duda, uno de los proyectos prioritarios de la 4T es el de la producción de alimentos para dejar de depender de ellos en el extranjero, así, volver a ser autosuficientes en la producción de maíz, frijol y arroz, en la producción de verduras de exportación, en la exportación y producción de muchos productos por los que somos ampliamente reconocidos en el mundo como el aguacate, el jitomate, los chiles que ahora llegan de China o de India, de los granos que nos permitan la producción de grasas comestibles, de cárnicos y de otros muchos productos que tengan como destino la autoproducción en el campo mexicano. Comentamos que anteriormente en todos los pueblos se veía en los mercados a los campesinos que llevaban gallinas o sobrantes de su producción de autoconsumo para mercarlos en esos sitios y adquirir otros productos, ahora, vemos que la relación se invierte y vemos que llegan los campesinos a comprar maíz, frijol, arroz o bien cartones de huevo y productos cárnicos en vez de producirlos y eso genera un enorme gasto y aumenta los niveles de precios al consumidor, pero además nos convierte en dependientes, y cuando un pueblo depende del extranjero en sus alimentos es un pueblo fácilmente sometido y controlado como lo estamos hoy en día, por esa razón, AMLO y sus gentes tienen que atender seriamente los compromisos que deben realizar con los grupos campesinos y, en cada estado, ver lo que en realidad pueden producir y sus necesidades para hacerlo realidad, de otra forma, solamente continuaremos con la demagogia y con los engaños y en esto generará mayores compromisos y resentimientos porque los que en verdad ya no aguantan los niveles de marginación y de pobreza son los grupos en el campo mexicano. Si no entendemos que la fuerza moral y económica y el salvamento de México está en la autosuficiencia alimentaria, podemos perder la gran oportunidad que tenemos de cambiar la relación económica y de reparto social en el país y si dependemos de los alimentos en el extranjero, no alcanzarán los recursos financieros para compras de alimentos en todo el mundo y no podremos tener capacidad de negociación, porque cuando ellos cierren la llave de los alimentos al país, pueden generar serios disturbios y violencias, porque al final de cuentas tenemos que recordar que las lealtades y las insurrecciones, en México, dependen o se generan en los estómagos, con hambre, cualquier grupo se levanta y genera la violencia porque ya no tienen nada que perder y sí mucho que ganar… no se les olvide a los nuevos “Tecnócras” sociales de la 4T, porque al final, también, los engaños, son causa de la violencia y de la pérdida de confianza en un proyecto de cambio…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...