Comisiones bancarias y el temor al intervencionismo

Iniciativa de grupo parlamentario de Morena en el Senado ‘cubetazo de agua fría’ a mercados y empresarios

Compartir:
Agencia de calificación de riesgo que realiza investigación financiera internacional y análisis de las entidades comerciales y gubernamentales da voz de alerta

A todos nos interesa que reduzcan las comisiones bancarias.

Al respecto, el grupo parlamentario de Morena en el Senado presentó una iniciativa para eliminar algunas comisiones.


La propuesta tomó por sorpresa a los mercados y a empresarios, lo que generó inestabilidad financiera en el país.

Si bien es una propuesta que tiene el potencial de mejorar la economía de los mexicanos, una decisión como esta no puede tomarse de forma autoritaria; por el contrario, debe partir de análisis técnicos y mesas de trabajo con banqueros y especialistas.

El 8 de noviembre, el grupo parlamentario presentó el proyecto de decreto para reformar la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros y la Ley de Instituciones de Crédito.

El proyecto contempla prohibir el cobro de comisiones en transferencias interbancarias por disposición de crédito en efectivo, mantenimiento de saldos mínimos y comisiones a comercios que no facturen un monto mínimo, entre otras.

Además, establece la obligación del Banco de México (Banxico) y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de establecer esquemas tarifarios que reduzcan anualmente las comisiones por retiro y consulta de saldos.

La iniciativa sorprendió a los mercados y empresarios, pues esperaban que no se hicieran modificaciones regulatorias en el sector financiero en la primera mitad del gobierno entrante.

Sin embargo, respaldados en la autonomía del Poder Legislativo, Morena dará continuidad al proyecto.

Estas acciones generan inestabilidad, provocando caídas importantes en la Bolsa Mexicana de Valores, malestar en los empresarios y debilitamiento del peso ante el dólar.

Por otra parte, la propuesta vulnera  la autonomía del Banxico, que está garantizada en la Constitución mexicana.

De acuerdo con Moody’s, agencia de calificación de riesgo que realiza investigación financiera internacional y análisis de las entidades comerciales y gubernamentales, la propuesta no sólo implica menores ingresos para los bancos en México, sino que también amenaza la independencia del Banxico, una institución clave en la fortaleza institucional del país, pues regula los flujos inflacionarios y genera estabilidad económica a través de su política monetaria.

Al ser afectada la independencia institucional se genera incertidumbre por temor a un nuevo gobierno intervencionista.

Definitivamente, es necesario trabajar con los banqueros en México y plantearles la necesidad de que asimilen los precios que cobran en el país a los precios por los mismos servicios financieros en sus países de origen, pues es un hecho que son más elevados.

Se deben establecer canales de diálogo y acuerdos transparentes que favorezcan el desarrollo, pero no se pueden tomar decisiones como esta a partir de votaciones en las cámaras del Congreso; se requieren análisis técnicos que evidencien áreas de oportunidad en las que se pueden hacer los cambios que favorezcan la economía de los mexicanos.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...