Meade NO puede fallar en segundo debate; Margarita, responsabilidad histórica con el PAN; Anaya, en espera

El encuentro del INE inclinará el voto útil; José Antonio enfrenta problemas internos; empresarios presionan en Los Pinos para evitar la llegada de López Obrador; despegue de Ricardo

Compartir:

El segundo debate es la prueba de fuego de José Antonio Meade Kuribreña, pero también enfrenta a Margarita Zavala a su responsabilidad histórica con el PAN desde una posición electoral improbable, pero valiosa.

El encuentro del INE es una prueba definitiva en el ánimo de la base electoral de Meade, del PRI y su nomenklatura, ya que podría inclinar el voto útil a su favor, o al del candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés.

Con un pendiente más: Meade no acaba de ordenar las condiciones trastienda. La prueba está en que, el lunes por la mañana, Pablo Escudero reveló en la mesa de análisis de Ciro Gómez Leyva la salida de la poderosa asesora Alejandra Sota: “Ya NO está en la campaña” del candidato del PRI-PVEM-Panal, un indicador del debilitamiento de Luis Videgaray Caso.

Inevitable el tono celebratorio del yerno de Manlio Fabio Beltrones, revelador de pugnas intestinas que le quitan energía a quien Enrique Peña Nieto depositó la confianza de la sucesión presidencial y la continuidad del PRI en la Presidencia de la República.

Los nervios del sector empresarial y la curia del poder estarán puestos en el actuar de Meade el domingo 20 a las 21:30 horas. Esos nervios ya actuaron después del primer debate; se habla de fuertes presiones del sector en Los Pinos para apuntalar a Anaya Cortés, a pesar del rechazo de este a cualquier acuerdo cupular o pacto con cualquier otro partido fuera de la coalición PAN-PRD-MC.

La prioridad de esta élite aglutinadora de las clases medias y alta es evitar que Andrés Manuel López Obrador llegue a la Presidencia, pero el domingo se verá si Meade tiene una nueva oportunidad o, de plano, seguirá en una posición resignada, a la espera de algún milagro, o se une al objetivo del Frente desde sana distancia.

Los debates son territorio de Ricardo Anaya, y aunque Meade no lo hace mal, la curva de aprendizaje juega en su contra. Se vio en el Palacio de Minería, lo demostró en el programa Tercer Grado de Televisa y en Milenio TV. No hay fórmulas mágicas; es capacidad, experiencia, agilidad y eficiencia; el panista lo hace mejor, y en esta aduana, López Obrador tratará de salir con el menor daño posible.

¿Le alcanzará a Ricardo Anaya con el segundo debate..?

El tsunami de Morena con el puntaje de Andrés Manuel calcula que la ventaja numérica resiste los dos encuentros del INE restantes, pero hay factores imponderables e impredecibles, a la espera de seducir a los indecisos que pueden inclinar la balanza el 1 de julio.

A partir del 21 de mayo, el día después del debate, la lucha se consolidará entre dos; Ricardo dice que va, imparable, en segundo lugar y Meade, obligadamente, no pierde la esperanza. Margarita Zavala puede ser otro factor decisivo; ¿asumirá la responsabilidad histórica con el PAN..? ¿Acudirá al llamado de Anaya..?

 

SUSCRIPCIÓN A CORREO: http://ow.ly/S7Ho30igRJ7

twitter: @hugopaez

blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx

facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...