Avances y retos de la pobreza en México

Si bien, resultado del impulso al desarrollo social que generaron las reformas estructurales, en México existe un importante avance en la reducción del flagelo, aún falta mucho que hacer para presumir de un país justo, incluyente y próspero

Compartir:

En México existe un importante avance en la reducción de la pobreza, resultado del impulso al desarrollo social que generaron las reformas estructurales aprobadas en la LXII Legislatura.

Sin embargo, aún falta mucho que hacer para que México sea un país justo, incluyente y próspero.

Para enfrentar este reto es crucial reconocer las características particulares de cada entidad para diseñar políticas que eliminen la desigualdad y la pobreza de forma eficaz.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) es la institución responsable de medir los avances y retos referentes a la pobreza y desigualdad en el país.

En 2016, el Consejo reportó que cuatro de cada 10 mexicanos se encontraban en situación de pobreza, lo que equivale a 53 millones 418 mil 152 personas, el 43 por ciento de la población nacional.

La cifra antes mencionada representa una disminución de 3.5% en comparación con el año 2014.

No obstante, la reducción no ha sido igual en todas las entidades del país.

Esto se debe a las características de cada estado, como el tamaño de su población, crecimiento económico y los esfuerzos para combatir esa situación.

La pobreza en México se concentra, principalmente, en el sur y sureste del país, pero hay matices que muestran avances y rezagos en otras entidades.

Entidades con poblaciones grandes presentan mayores proporciones de personas en condición de pobreza que entidades menos pobladas.

Chiapas es la entidad con mayor proporción de personas en pobreza respecto a su tamaño de población; el 77 por ciento de sus habitantes se encuentra en esa condición.

Lo siguen Oaxaca, con el 70.4 por ciento; Guerrero, con 64.4 por ciento; Veracruz, con el 62.2 por ciento, y Puebla, con el 59.4 por ciento.

En el contexto nacional, el Coneval reporta que 25 entidades redujeron su proporción de habitantes en pobreza entre 2014 y 2016, mientras que seis entidades aumentaron, y sólo una quedó prácticamente igual.

Las entidades que presentaron disminución en la proporción de personas en condición de pobreza son Nuevo León, con una disminución del 27.9 por ciento; Baja California Sur, con 22.4 por ciento; Sinaloa, con 20.3 por ciento; Baja California, con 19.9 por ciento, y Aguascalientes, con 16.5 por ciento.

Los estados que incrementaron su población en esta condición son Veracruz, con un aumento del 9.0 por ciento; Oaxaca, con 6.9 por ciento; Tabasco, con 5.0 por ciento; Chiapas, con 3.9 por ciento; Campeche, con 3.6 por ciento, y Colima, con 1.5 por ciento.

La entidad que se mantuvo prácticamente igual es Guerrero; en 2016 se ubicó en 314,720 a las personas en pobreza, una pequeña disminución con las 315,421 personas estimadas en 2014.

Es importante reconocer los avances logrados, pero más importante es reflexionar las limitantes no resueltas hasta ahora.

En esta coyuntura política, por las próximas elecciones, las propuestas de programas de gobierno deben tener como un pilar principal impulsar una segunda ronda de reformas que  dé continuidad al combate a la desigualdad y abatir la pobreza para que los mexicanos vivan mejor.

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...