Aumento de precios al consumidor

Reporte del INEGI sorprende a especialistas y será crucial para la evaluación de la política monetaria que presentará la Junta de Gobierno del Banco de México

Compartir:

La inflación anual en México alcanzó el 4.38% en la primera mitad de abril, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
Tal nivel supera el rango esperado por el Banco de México (Banxico), hila dos semanas por encima de la meta, es el mayor en tres meses y sobrepasa las previsiones del mercado.
Las inflaciones subyacente y no subyacente también continúan a la alza.
Por lo anterior, el reporte realizado por el INEGI sorprende a especialistas y es crucial para la evaluación de la política monetaria que presentará la Junta de Gobierno del Banxico en su próxima reunión.
El miércoles pasado, el INEGI informó que la inflación anual para el consumidor se aceleró en la primera quincena del mes y alcanzó el 4.38%, lo que supera el rango establecido por el Banxico, el cual es del 3%, +/- un punto porcentual.
La información dada a conocer fue mayor al 4.22% previsto por especialistas.
El repunte es efecto del desfase de las fechas del periodo de Semana Santa, en comparación con el 2018, y del aumento de los precios de los servicios turísticos.
Se espera que el efecto sea reversible y no se mantenga el nivel actual.
Sin embargo, los subíndices de mercancías y sus componentes principales mostraron cifras superiores a las esperadas, lo que puede ser un indicio de materialización de otros riesgos, como el aumento reciente en salarios.
La inflación subyacente, aquella que excluye los precios de productos de alta volatilidad, como productos agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, se ubicó en 3.94% a tasa anual, lo que representa su mayor nivel en 13 meses.
Tal indicador mostró un comportamiento creciente y generalizado en las mercancías, lo que se suma a otros riesgos, como mayores avances en energía, volatilidad cambiaria y presiones salariales.
La inflación no subyacente registró un nivel de 5.77%, el nivel más alto en las últimas cinco quincenas.
Es importante considerar la inflación no subyacente en la actual coyuntura en materia energética que se presenta en México.
La falta de apertura del actual gobierno y la incertidumbre por algunas decisiones tomadas podrían afectar al sector.
Algunos productos que también tuvieron incremento fueron el aguacate, la cebolla, la papa, el pollo y los refrescos envasados.
Otra coyuntura preocupante, el conflicto por el cierre de la frontera norte, lo que encareció algunos productos agropecuarios, como el aguacate.
Los especialistas coinciden en el supuesto de que Banxico generará estabilidad en la próxima reunión de la Junta de Gobierno, en la que darán a conocer las directrices de la política monetaria que aplicarán.
Los analistas esperan que la autoridad mantenga la tasa de referencia en 8.25%, para evitar grandes fluctuaciones de la inflación.
La evaluación que realice la autoridad monetaria no puede ser menospreciada en la toma de decisiones del gobierno, como lo ha hecho anteriormente con otras previsiones económicas, especialmente en el sector energético.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...