Al estilo cubano: Pide AMLO a población ser ‘soplones’ y denunciar a vecinos corruptos

El pasaje de López Obrador para ilustrar ‘lo que deben hacer los vecinos espías’ es de una insidia brutal; es veneno para instigar la nueva lucha de clases que trata de instaurar la 4aT. En video, la intención gesticulada del mensaje no se puede interpretar; es una muestra del terror social que viene

Compartir:

¡Vaya petición que lanzó el Presidente Andrés Manuel López Obrador a la población..! Nada más y nada menos que denunciar a los vecinos sospechosos de ser corruptos.

¿Y cuál criterio aplicaría..? El Presidente dice que, por lo regular, los corruptos no ocultan la opulencia; que son fantoches y se compran carros de lujo, ropa elegante y se mudan a un mejor lugar.

Para ilustrar lo que a su entender son los primeros síntomas de corrupción dice: “Se nota cómo vive el vecino (formula un diálogo imaginario): ‘¡Ya se mudó..! Ya no vive en la Doctores; ya se fue a las Lomas, y está llegando’…”; remata AMLO: “Todo eso hay que denunciarlo”.

¡Gulp..! Espero no caerle mal a vecino porque me va a joder; ojalá que mi perro no ladre mucho y que las hojas de mis arbolitos no caigan en su pasto, que la música que pongo le guste, que mi carro no sea mejor que el suyo, que no se le vea la marca a mi ropa porque no va a creer que es pirata… y más ¡gulp..!

Así que al más puro estilo cubano de los tiempos de Fidel Castro Ruz en el gobierno, ahora, a petición presidencial, iniciamos en México una era análoga a la mecánica del Partido Comunista de Cuba en 1965, con un sistema de redes de informantes vecinales llamados Comités de Vigilancia, cuyo propósito era mantener bajo terror a la población y ¡a’i de aquel que hablara o siquiera pensara mal del líder..!

Con la “invasión” de asesores cubanos a Venezuela, Hugo Chávez emuló redes de informantes que anularon los brotes opositores y sometieron a la crítica y a los medios de comunicación; la idolatría que ejercía Fidel en Chávez y, posteriormente, en Nicolás Maduro facilitó la implementación de esas medidas estalinistas y del Ministerio para la Seguridad del Estado de Alemania Democrática (Stasi), que hasta el momento tienen presencia indeleble.

Los gobiernos autoritarios y el paso más avanzado, las dictaduras, necesitan de esas redes de informantes para mantener un control básico sobre la población.

El pasaje de López Obrador, en Palacio Nacional, para ilustrar “lo que deben hacer los vecinos espías” o soplones o sapos: “¡Ya se cambió de la Doctores a Las Lomas”, es de una insidia brutal; es veneno para instigar la nueva lucha de clases que trata de instaurar la Cuarta Transformación para mantenerse en el poder.

Vea el video de la conferencia mañanera que aquí publico; la intención gesticulada del mensaje no se puede interpretar, pero es para estar alerta por el terror social que viene. No se debe tomar a la ligera.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...