A la Guardia Nacional, militares sin examen de confianza, sin licencia y con armamento propio

Señala el titular de la SSPC que ‘por definición’, los militares tienen acreditado ese tipo de pruebas, pero en la Sedena y Semar no se aplica la batería de exámenes. Militares van con su propio armamento y sin pedir licencia. En 18 meses desaparece la Policía Federal

Compartir:

A pesar de que el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, aseguró que la Guardia Nacional es civil “por donde se le vea”, y el Presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó su vocación civil, desde cualquier punto resaltan elementos castrenses en el cuerpo de seguridad que realizará funciones policiacas, en especial anticrimen, entre la población civil.

A diferencia de las policías, los elementos transferidos de la Sedena y Semar a la Guardia Nacional (GN) no cumplirán el requisito de aplicar la batería de exámenes de control de confianza como marca la ley; tampoco pedirán licencia al Ejército o la Marina, y utilizarán su propio armamento.

Durazo Montaño justificó el hecho de que militares que ingresen a la Guardia Nacional no aplicarán los exámenes de control de confianza exigidos por ley.

Durazo asegura que “por definición”, los militares tienen acreditado ese tipo de pruebas, sin embargo, en la Secretaría de la Defensa Nacional, de Luis Cresencio Sandoval, y de Marina, de Rafael Ojeda Durán, no se aplican como tal, a diferencia de las policías, para lo cual se han instalado centros de evaluación en el país.

Por ejemplo, en el reclutamiento de la Policía Federal, cerca del 80% de los evaluados no pudo aprobar la batería de exámenes, que va desde pruebas toxicológicas, de capacidad, investigación de historial  y más.

Además, los militares no necesitarán pedir licencia para ingresar a la Guardia Nacional y podrán utilizar el armamento dotado por el Ejército, ya que en los artículos transitorios de la ley de la GN se establece que los integrantes de la Policía Militar y Naval que sean transferidos mantendrán su armamento, municiones y equipo con el que fueron dotados en las Fuerzas Armadas, y todo ello se transferirá al inventario de la Guardia Nacional. También conservarán sus sueldos, prestaciones, insignias, etcétera.

La ley establece qué elementos deberán cumplir con una capacitación policial, sin embargo, no se menciona la necesidad de que tengan que pedir licencia, como se había acordado en los considerandos de la reforma constitucional aprobada hace unas semanas, concesión hecha por los legisladores a cambio de que se quitara el requisito de que no puede haber elementos militares en activo en la nueva fuerza

La norma contempla que en 18 meses, la Policía Federal será absorbida, en todas sus funciones, por la Guardia Nacional, desde la prevención e investigación de delitos hasta la vigilancia de instalaciones y zonas federales, como carreteras, puertos y aeropuertos.

Para tales efectos, todos los recursos de Policía Federal deberán ser transferidos a la GN.

La transición será gradual y en dos puntos importantes: El primero a los 30 días posteriores a la expedición de la ley, para que el equipo humano y material de las divisiones de Fuerzas Federales y Gendarmería sea transferido a la Guardia.

El segundo en 18 meses, como máximo, para que el resto de las divisiones y equipos sea transferido a la nueva institución para conformar a la Guardia Nacional como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...