Abusan de la confianza de Ochoa Reza

Ya identificará líder nacional del PRI a quien o a los que le jugaron mala pasada

Compartir:

Enrique Ochoa Reza, al que ni siquiera conozco, pero que amigos mutuos, cargados de problemas, me hablan de su alto concepto de la amistad, algo raro, casi inexistente, en la clase política, debe estar en alerta porque alguien pretende chamaquearlo.

Enfrascado en una absurda guerra con Ricardo Anaya por asuntos internos del PAN y uso de dineros partidistas en apoyo a los damnificados del sismo, el líder nacional del PRI descuidó las fuerzas internas de su partido que si bien les importa madre lo que ocurra en el 2018, están preocupadas por la repartición de candidaturas al Congreso, en especial las plurinominales, que estarán vigentes a menos que ocurra lo improbable, que las fuerzas políticas metan mano a la Constitución en pleno proceso electoral, lo que, desde donde se mire, es saludable, pero, en este momento, ilegal.

Fue así como, el fin de semana, le fabricaron una reunión del Consejo Político del PRI para mañana miércoles, en la que se determinaría el método de selección del candidato a la Presidencia. Se trata de una mentira absoluta, como lo dijo IMPACTO en las primeras horas del domingo.

Ya Ochoa Reza identificará a quien o a los que le jugaron la mala pasada de difundir que la reunión del miércoles sería definitoria en el método de selección del candidato priísta, pero por lo pronto debo decir que antes de la primera hora del domingo, IMPACTO fue advertido, por quien más cerca está de Ochoa Reza, que de ninguna manera se abordará este tema en la reunión de mañana, que encabezará el senador Ernesto “El Borrego” Gándara.

Es evidente que la trampa mediática a Ochoa Reza fue canalizada a través del mejor transmisor mediático, pero lo curioso fue que entre los más allegados al líder nacional priísta, pocos o nadie sabía de lo que pasará el miércoles y que, en el mejor de los casos, confirmaban la especie, como dicen los clásicos, sólo por quedar bien.

En el PRI sólo hay dos maneras formales de postular un candidato: Consulta a la base o elección de delegados.

Pero hay otra, la única.

Recuerdo a Luis Donaldo Colosio platicar de su encuentro con Alfonso Martínez Domínguez para comunicarle que el Presidente Carlos Salinas había optado por Sócrates Rizzo para postularlo como candidato a gobernador de Nuevo León.

Colosio habló al viejo priísta de democracia, del viejo PRI y de la necesidad de ensayar nuevas maneras democráticas, acordes con el tiempo que vivía el país; fue así como en la plática salió  la consulta a la base.

La charla concluyó cuando don Alfonso dijo, sin rodeos, al líder del PRI, que luego sería candidato presidencial: “Lo único que pido al presidente de mi partido es que no me quiera ver la cara de pendejo; yo, Sócrates Rizzo”.

Y Sócrates fue candidato y gobernador, de la misma manera que Colosio fue candidato del PRI y como será postulado quien llene ojos y corazón de Peña Nieto.

Lo mismo dirán los priístas a Ochoa Reza cuando el Presidente decida, por fin, a quién postulará para que lo suceda en la Presidencia de la República.

Así que la reunión de mañana será de mera rutina; el candidato del PRI a la Presidencia sólo habita en el cerebro de Peña Nieto.

Por lo pronto, Ochoa Reza debe identificar al que por la tarde noche del sábado pasado abusó de su confianza.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...