Venezolano y ex diplomático en México nuevo “número tres” del Vaticano

El arzobispo de 58 años fue designado por el Papa Francisco este día en su flamante puesto, aunque tomará posesión formalmente el próximo 15 de octubre

Compartir:

Edgar Peña Parra, sacerdote venezolano y exfuncionario de la nunciatura apostólica en México, será el nuevo sustituto de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, en práctica el “número tres” del Vaticano.

Según informó la oficina de prensa papal, el arzobispo de 58 años fue designado por el Papa Francisco este día en su flamante puesto, aunque tomará posesión formalmente el próximo 15 de octubre. Desde ese lugar se encargará de la administración cotidiana de los asuntos internos del pontificado.


Nacido en Maracaibo (Venezuela), el 6 de marzo de 1960, tras sus estudios eclesiásticos recibió la ordenación sacerdotal el 23 de agosto de 1985. Es licenciado en Derecho Canónico.

Ingresó en el Servicio Diplomático de la Santa Sede el 1 de abril de 1993 y prestó servicio en las representaciones pontificias de Kenia, Yugoslavia además de trabajar en la oficina de las Naciones Unidas en Ginebra.

Además, laboró en las nunciaturas apostólicas (embajadas vaticanas) en Sudáfrica, Honduras y México, donde colaboró con los nuncios apostólicos Giuseppe Bertello y Christophe Pierre.

Permaneció en el país hasta el 2011, cuando fue designado nuncio apostólico en Pakistán. El 8 de enero de aquel año, una confusión provocó que los medios informativos anunciaran que él sería nuncio en México, luego de una interpretación errónea a un comunicado de la Conferencia del Episcopado.

“Benedicto XVI se ha dignado nombrar nuncio apostólico a Edgar Peña Parra, al presente consejero de la nunciatura apostólica en México, elevándolo al mismo tiempo a la sede titular de Telepte, con dignidad de arzobispo”, indicó la nota.

Por la confusión causada, más tarde el mismo día la CEM debió aclarar que Cristophe Pierre “continúa su servicio como nuncio apostólico en México” y agregó que Peña estaba a la espera de conocer la sede a la cual sería destinado para ejercer su servicio.

La razón por la cual El Vaticano publicó entonces el nombramiento Peña Parra, sin indicar su destino final, tuvo que ver con su elevación a la dignidad de arzobispo.

Él recibió la ordenación episcopal el 5 de febrero siguiente de manos de Benedicto XVI en la Basílica de San Pedro y, por ello, la Curia Romana anticipó el anuncio sin contar aún con el visto bueno del país de su destino, Pakistán.

Finalmente Islamabad concedió su beneplácito y Edgar Peña se trasladó a su primer destino como nuncio apostólico, donde permaneció hasta 2014. Más tarde, el 21 de febrero de 2015, fue designado como nuncio en Mozambique, cargo que ocupó hasta la actualidad.

Entre otras cosas, maneja los idiomas español, italiano, inglés, francés, portugués y serbo-croato.

Ante la designación del nuevo sustituto, el arzobispo de la Ciudad de México y cardenal, Carlos Aguiar Retes, expresó a través de la red social Twitter “gran alegría” y le deseó a Pena que Jesucristo le conceda “en abundancia el espíritu santo”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...