Universitarios exigen paz; toman las calles de Puebla

Protestan por crimen de tres estudiantes; el Gobernador Miguel Barbosa recibe a comisión de alumnos

Compartir:

PUEBLA, Pue.- La demanda de paz y justicia unió ayer a miles de estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), quienes marcharon por las principales calles del Centro Histórico de la capital hacia Casa Aguayo, para protestar por el asesinato de tres de sus compañeros -dos de origen colombiano, que estaban de intercambio- y un chófer de Uber.

La movilización empezó en el Área de la Salud y avanzó sobre la 13 Sur hasta el Paseo Bravo, para desembocar sobre la Avenida Reforma, tomar el bulevar Héroes del 5 de Mayo y llegar a la sede del gobierno que encabeza Luis Miguel Barbosa, quien recibió a una comisión de alumnos.

El gobernador se comprometió con los universitarios a tener avances en el esclarecimiento del asesinato de tres estudiantes de medicina para el próximo viernes, al momento hay tres detenidos en la Fiscalía, cuando nuevamente recibirá una comitiva y de inmediato giró órdenes para que haya patrullamientos alrededor de los campus de ambas instituciones educativas.

Tras salir de la reunión en Casa Aguayo, donde fueron atendidos por el gobernador y el secretario de Gobernación, David Méndez, los estudiantes señalaron que “a partir de este momento, se efectuarán rondines de prevención del delito alrededor de nuestras facultades (…), en el esclarecimiento del asesinato de nuestros compañeros el gobernador se comprometió a tener una reunión el viernes para darnos toda la información y llegar al fondo de esta investigación”, señalaron.


La protesta multitudinaria, los organizadores señalaron que llegaron más de 40 mil estudiantes, donde reclamaron paz y justicia, fue un ejemplo de organización estudiantil.

“¡No queremos, ni una bata menos!”, “¡salvamos vidas; protege las nuestras!”, “¡Señor, señora, no sea indiferente, se matan estudiantes en la cara de la gente!” y “¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué nos asesinan? ¡si somos el futuro de América Latina!”, destacaron entre las consignas que gritaron los universitarios.


Al llegar el grueso contingente a Casa Aguayo, donde cada martes se celebra la Jornada de Atención Ciudadana, un acto en el que Barbosa y su gabinete atienden a los ciudadanos, los universitarios de la Upaep y la Buap pidieron hablar con el gobernador, quien los atendió.

Mientras tanto, con la voz entrecortada y custodiados por personal de la Fiscalía General del Estado, que les impidió declarar a la prensa, los padres de Ximena Quijano Hernández y Antonio Parada Cerpa, exigieron justicia luego de que sus hijos fueron asesinados la noche del domingo en un supuesto robo de vehículo en el municipio de Huejotzingo.


Tras viajar de Colombia, los papás de Ximena y Antonio llegaron ayer al Servicio Médico Forense, donde con el apoyo legal de la Fundación Universitaria Sanitas (Unisanitas) realizaron los trámites para recuperar los cuerpos de los jóvenes de 22 y 25 años de edad tras la práctica de la necropsia correspondiente.


Aproximadamente a las 15:00 horas partió la carroza fúnebre desde el servicio médico forense con rumbo a una agencia funeraria, donde los cuerpos fueron embalsamados ya que las familias rechazaron que fueron incinerados. Hoy serán trasladados a su país de origen.


La manifestación concluyó con una misa en la Upaep en honor de los estudiantes masacrados en Huejotzingo y consolidó la organización estudiantil, cuyos líderes, de ambas instituciones, advirtieron que saldrá tantas veces sea necesario para exigir que el gobierno garantice la seguridad de los ciudadanos.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...