Programa Somos Mexicanos apoya a quienes son retornados de EU: Roque Villanueva

México deberá garantizar a todos los retornados nacionales las facilidades necesarias para que encuentren en el país las opciones que tuvieron que dejar en Estados Unidos porque fueron deportados

Compartir:

México deberá garantizar a todos los retornados nacionales las facilidades necesarias para que encuentren en el país las opciones que tuvieron que dejar en Estados Unidos porque fueron deportados, señaló Humberto Roque Villanueva.

En entrevista, el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob) dijo que con este fin existe el Programa Somos Mexicanos.

Explicó que este programa incluye el reconocimiento a su identidad desde el momento en que son entregados por la autoridad norteamericana a la mexicana, en cualquiera de los 11 puntos fronterizos o en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

A partir de ahí, comentó Roque Villanueva, se les ofrece la oportunidad de hacer llamadas electrónicas, recibir por tres meses el Seguro Popular, y dejar sus datos en una bolsa de trabajo que coordina la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Además, recién se firmó un convenio entre la Secretaría de Gobernación (Segob) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para hacerlo también a través del sector privado, resaltó.

Ello, explicó, para luego canalizarlos a sus distintas entidades de origen o a donde quieran ir, y las organizaciones estatales de apoyo al migrante les dan las facilidades para que se transporten esos connacionales.

Por otra parte, el funcionario de Gobernación se refirió a las condiciones económicas prevalecientes en el corredor que comprende Guatemala, Honduras y El Salvador, lo que genera que cada año ingresen entre 195 y 200 mil migrantes a México, en busca de ir hacia Estados Unidos.

Precisó que se trata de un flujo que se ha vuelto permanente, pero se ha dado el fenómeno de que llegan niñas, niños y adolescentes no acompañados.

Agregó que el otro fenómeno que existe es el de los repatriados mexicanos, ya que durante la administración del presidente Barack Obama, que está por terminar, se dieron cerca de dos millones 800 mil connacionales deportados.

Indicó que en 2015 la cifra de deportados ascendió a 200 mil y para 2016 fue un monto similar.

Más adelante, Roque Villanueva consideró que uno de los retos que se tendrán que enfrentar este año en México, es el que tiene que ver con los flujos extra regionales que se vive con los haitianos que se encuentran en la frontera norte en espera de que Estados Unidos los reciba en calidad de refugiados.

Comentó que llegó un momento en que alcanzaron a cruzar la frontera sur mexicana cerca de 15 mil haitianos, mismos que arribaron a la frontera norte y actualmente se tienen cerca de tres mil, los otros ya pasaron del lado norteamericano en espera de que se les dé la calidad de refugiados.

El subsecretario de Gobernación mencionó que Estados Unidos tuvo una política migratoria hacia Haití muy benévola a raíz del sismo del 2010, pero en septiembre de 2016 decidió no darles tantas facilidades a los haitianos.

Sin embargo, anotó, “los protocolos internacionales establecen que cualquier migrante que pisa los territorios de nuestros países tienen derecho a pedir la condición de refugiado, la cual la nación a la que llegan puede concederla o no, dependiendo se cumplan ciertos requisitos”.

Por lo pronto, añadió, Estados Unidos no les puede decir a los haitianos no entren porque tienen el derecho internacional a solicitar ser refugiados, aunque el vecino del norte ya está deportando a algunos haitianos.

Compartir: