Procurador de NL, víctima de ‘guerra sucia’

Pese a tener las mejores credenciales para ser fiscal general del estado

Compartir:

Bernardo González Garza, procurador general de Justicia de Nuevo León, cuenta con las mejores credenciales para ser el nuevo fiscal general del estado.

Pese a cumplir con los requisitos, González Garza es víctima por parte de los legisladores panistas de una ‘guerra sucia’ por tener el único pecado de aspirar a la fiscalía general estatal.

Con el objetivo de manipular el proceso para designar al fiscal general estatal, José Arturo Salinas Garza, coordinador de los diputados panistas, quiere impedir –sin tener sustentos legales- la participación de Bernardo González en este proceso, pese a que el actual procurador es uno de los tres mejores evaluados a nivel nacional en su labor, sobre todo por su combate a la impunidad, en donde cuenta con un alto índice en la resolución de delitos en nuestro país.

Es innegable que cifras y estadísticas respaldan su desempeño y constituyen su mejor carta de presentación para ocupar el cargo de fiscal general.

Entre sus logros destacan el número importante de detenciones, los decomisos millonarios al narco y los cateos realizados en Nuevo León por el combate contra el crimen y la delincuencia.

Pese a sus buenos resultados, no le son reconocidos por la diputación panista local que expresa que la Constitución no permite que el procurador participe en el proceso de designación, cuando es totalmente falso puesto que la Ley Orgánica de la Fiscalía General de Justicia es clara sobre este punto al precisar que no hay impedimento legal alguno para que el titular de la PGJ sea aspirante a ocupar la Fiscalía General.

Otro punto favorable que no quiere reconocer el líder de la bancada panista del Congreso neoleonés es que también González Garza tiene el apoyo ciudadano, ya que respondido a las preocupaciones y demandas de la sociedad al ofrecer resultados concretos al innovar métodos en la atención a víctimas del delito, mayor efectividad en la resolución de carpetas de investigación, entre otras acciones en pro de la justicia en el estado.

En su desempeño como procurador, Bernardo González logró 5 mil 939 vinculaciones a proceso, desarticuló 596 bandas delictivas, mil 600 personas detenidas, decomiso de casi 300 armas entre largas y cortas, además de la incautación de 5 mil envoltorios de cocaína en ‘piedra’ y 3 mil kilos de mariguana, entre otras acciones.

Ojalá en los legisladores albiazules impere la lógica y resuelvan sin maniobras políticas y sin ‘guerra sucia’ la designación del nuevo fiscal general del estado, que por capacidad debería caer en la persona de Bernardo González.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...