Disparaban a civiles y policías desde casas y monte: comisionado de PF

En conferencia de prensa, explicó que en la planificación establecida participaron 800 policías estatales y federales con equipo antimotín y sin armas de fuego, debidamente certificados

Compartir:

El comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, informó que se recibió la solicitud del estado de Oaxaca para intervenir en la recuperación de la vía que conecta a la Ciudad de México con Oaxaca, que llevaba siete días bloqueada.

En conferencia de prensa, explicó que en la planificación establecida participaron 800 policías estatales y federales con equipo antimotín y sin armas de fuego, debidamente certificados.

En complemento se llevaron a cabo los desbloqueos sin tener algún tipo de resistencia de los manifestantes, con los protocolos indicados.

Posteriormente las corporaciones fueron agredidas de manera violenta por grupos radicales, que de manera indiscriminada aventaron cohetones, por lo que se hizo un repliegue conjunto, luego de tener información de heridos por arma de fuego.

Galindo Ceballos indicó que este repliegue arrojó decenas de policías lesionados y en todo momento se trató de evitar la confrontación con el grupo de radicales.

Agregó que en este momento permanecen 12 policías federales hospitalizados, ninguno corre riesgo su vida, y se ha trabajado con ellos en su atención médica.

Precisó que como lo ha ordenado la superioridad se dio vista a la Unidad de Asuntos Internos para que se tenga que investigar la actuación y deslinde de responsabilidades a elementos de la Policía Federal.

Galindo Ceballos señaló que lamentaban los hechos porque el fin al que se acudió ya se había cumplido, y lo que ocurrió más tarde estaba fuera de contexto.

CNS REPRUEBA CUALQUIER ACTO FUERA DE LA LEY

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) reprobó cualquier conducta alejada de la observancia de la ley y de los protocolos de actuación, con relación a los hechos ocurridos en Nochixtlán, Oaxaca.

El organismo detalló que su Unidad de Asuntos Internos y la Inspectoría General comenzaron una indagatoria sobre los sucesos ocurridos este domingo para deslindar responsabilidades y, en su caso, actuar en consecuencia.

En un comunicado aseveró que personal de ambas instancias recabarán todos los elementos que sean necesarios para esclarecer dichos acontecimientos.

La Comisión Nacional de Seguridad también subrayó que está en la mejor disposición de atender y ofrecer la información que se requiera, para dar puntual seguimiento a la investigación en curso.

MANCERA LLAMA A MAESTROS EVITAR MÁS DESPLIEGUES HACIA LA CIUDAD

El jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, llamó a los maestros a evitar el despliegue de más contingentes a la Ciudad de México como parte de sus protestas, al tiempo de aclarar que su gobierno no utiliza elementos armados para contenerlos en sus protestas.

“Estamos haciendo un llamado para que no haya más contingentes aquí y me parece que no tendrían alguna posibilidad en otros sitios; el Zócalo está ocupado, tiene programadas diversas actividades, el Monumento a la Revolución también, entonces no vería yo condiciones físicas para eso”.

Mancera Espinosa insistió que los maestros lleven sus protestas a sus respectivas localidades, que es donde se originan los conflictos.

“La Ciudad de México ustedes saben cómo opera en estos casos, nosotros no tenemos armas, solamente se tienen los escudos y obviamente estaríamos haciendo una labor de contención que no, que no deseamos, de ninguna manera buscamos ni queremos que haya un enfrentamiento en la capital”, sostuvo.

Reconoció que debe de respetar el derecho a la manifestación, pero sin paralizar la vida cotidiana, porque su gobierno también tiene el compromiso de proteger a la ciudadanía.

“La Ciudad de México no quiere un clima de violencia, estamos trabajando para que la protesta y la manifestación, que es una garantía que tenemos que dar, transcurra en paz”.

En tanto, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) local manifestó que los mexicanos siempre nos pronunciaremos por la solución pacífica de los conflictos mediante el diálogo y la negociación, luego de lo ocurrido ayer en Nochixtlán, Oaxaca.

Expresó que la violencia debe ser rechazada por toda la sociedad, venga de donde venga, y los métodos de lucha deben ser siempre pacíficos para quien detenta el liderazgo de una organización sindical que tiene personalidad legal y fuerza política propia.

El gobierno está obligado a resguardar la paz pública privilegiando el mantenimiento de la paz.

Asimismo, el obispo y los sacerdotes de la Diócesis de Tehuantepec hicieron un llamado a las autoridades y maestros de Oaxaca a “poner la razón por encima de la pasión”, toda vez que se ha agravado el conflicto entre el gobierno federal y el magisterio.

Mediante una carta, el obispo de Tehuantepec, Oscar Armando Campos Contreras, detalló que la actual tensión social no puede verse como un problema pasajero o aislado, pues tiene como caldo de cultivo los rencores alimentados por las carencias y las frustraciones sociales que han padecido estos pueblos.

Agregó que todos deben participar en la búsqueda de soluciones para superar los conflictos que impiden la paz y el mejoramiento social, personal y familiar, por lo que es necesario tender puentes de diálogo.

A su vez, detalló que “el diálogo es la forma civilizada de escucharnos y juntos buscar respuestas y solución a los problemas que afectan ahora la vida social”.

 

…PERO SIGUEN PIDIENDO DIÁLOGO CON VIOLENCIA

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) se manifestaron en Acapulco y Chilpancingo por los hechos registrados en Nochixtlán, en Oaxaca.

En Acapulco los cetegistas bloquearon por tres horas la costera Miguel Alemán,  a la altura del Diana Cazadora en el carril de la Base-Caleta y expresaron su inconformidad por la Reforma Educativa.

En Chilpancingo marcharon de la zona sur de la ciudad hacia el Congreso de Guerrero, en donde protestaron contra los diputados locales que avalaron la Reforma Educativa y lanzaron piedras al recinto legislativo.

Durante la marcha algunos cubiertos del rostro y otros portando palos y tubos acudieron al edificio que alberga las oficinas de la Secretaría de Educación del estado en la colonia Universal, donde se introdujeron y destrozaron equipo de cómputo, fotocopiadoras y ventanas.

Al lugar acudieron elementos de la Policía Estatal del grupo antimotín para disuadir a los manifestantes.

Los manifestantes entraron al primer piso de un inmueble y desalojaron a los trabajadores de la oficina particular del secretario de Educación, José Luis González de la Vega, la Secretaría Técnica, Comunicación Social y de Equidad de Género.

 

Compartir: