Senado recomienda al Ejecutivo no aceptar ser ‘tercer país seguro’

Pide abstenerse de esas negociaciones

Compartir:

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República estableció que un acuerdo de tercer país seguro con Estados Unidos no está en el interés nacional y que bajo el principio de respeto a la soberanía de los Estados es imperativo que el Ejecutivo federal se abstenga de esa clase de negociaciones.

Mediante un documento, en el que reiteraron su rechazo a que México se convierta en un tercer país seguro, los integrantes de la Junta señalaron que si bien la nación siempre ha refrendado su respeto a la soberanía de todos los estados, también exige que cada gobierno reconozca sus obligaciones y se atenga a cumplir con sus propias directivas.

“Es por esto por lo que consideramos imperativo que el Ejecutivo se abstenga de negociar un acuerdo de tercer país seguro con Estados Unidos”, indicó la Jucopo en el documento.

Asimismo, refirió que el sindicato federal de agentes que opera las peticiones de asilo en la Unión Americana solicitó que se detenga el programa “Quédate en México” alegando que “es una violación generalizada” de leyes, aunque no puede omitirse el peso de la iniciativa que al 27 de julio de 2019 había retornado a México a 27 mil 424 personas.

Además, se exhortó a las autoridades estadounidenses a actuar en apego a sus propios procesos, normatividad y en congruencia con los tratados internacionales que ha suscrito.

En el documento ya citado, la Jucopo estableció, además, tres ejes como los que fundamentan su decisión de rechazo a que México sea un tercer país seguro.

El primero señala que no existen las condiciones para que el acuerdo pueda llevarse a cabo con éxito tal y como lo explican expertos en la materia y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que definen a un tercer país seguro como un lugar peligroso para la vida y la libertad de los solicitantes de asilo.

El segundo eje indica que México ha mostrado su disposición para colaborar con el gobierno de Estados Unidos en materia migratoria y expone que, históricamente, este país ha trabajado en favor de la seguridad y el bienestar de Norteamérica, por lo que “consideramos inadmisible se intente presionar al país para asumir responsabilidades aún mayores a las ya establecidas”.

Mientras, en el tercer eje se considera que la migración es un reto que debe abordarse con un gran compromiso desde la responsabilidad conjunta y con enfoque regional.

“Desde la Jucopo compartimos el exhorto que ha hecho el gobierno mexicano, sustentado por distintas organizaciones internacionales, académicas, expertos y grupos a favor de los derechos de los migrantes, de asumir la responsabilidad compartida y diferenciada frente al reto que implica la migración”, se lee en el documento.

De esa manera, los coordinadores de los grupos parlamentarios que integran la Jucopo reiteraron que la decisión refleja su convicción de que existan mejores maneras para atender los retos que presenta la movilidad humana en la región, en particular la migración forzada, un fenómeno multidimensional que no será resuelto con lbarreras físicas o institucionales.

Finalmente, expresaron su total solidaridad con la población mexicana, latina y migrante en Estados Unidos que ha padecido en los últimos meses las políticas de endurecimiento migratorio del presidente Donald Trump.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...