Nelson Vargas exige sentencia para asesinos de su hija

Afirmó que "es ridículo que este caso no se sentencie" porque los presuntos delincuentes han reconocido su participación en el secuestro

Compartir:

Al cumplirse 10 años del secuestro y muerte de su hija Silvia, Nelson Vargas, ex director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), lamentó que las autoridades no hayan dictado sentencia a los responsables de este crimen.

Vargas señaló que los detenidos por el secuestro y muerte de la joven no hay detenidos sentenciados, a pesar de que confesaron el hecho. Asimismo, señaló que, desde el primer día de los hechos, el entonces presidente Felipe Calderón estuvo enterado del caso.

En conferencia de prensa el empresario lanzó un llamado a las autoridades jurisdiccionales para que den seguimiento puntual al caso de Silvia Vargas y se dicte sentencia contra los 8 detenidos que han sido señalados como responsables de su secuestro y asesinato pues “no existe razón alguna”, dijo, para no hacerlo.

Reprochó que Isidro Medina Solís, uno de los presuntos delincuentes, haya sido liberado, aunque precisó que no está comprobado que sea uno de los implicados en el secuestro de su hija.

“Aunque no me consta que el sujeto de nombre Isidro Medina Solís haya participado en el secuestro de mi hija, si quedó probado que dicho sujeto pertenecía a la banda de Los Rojos y que operaba con éstos y a pesar de eso hoy se encuentra de libertad”, señaló.

Afirmó que “es ridículo que este caso no se sentencie” porque los presuntos delincuentes han reconocido su participación en el secuestro.

“¿Qué es lo que puedo pensar de la autoridad jurídica?, incapacidad, burocracia, horas nalga… perdón por decir esta majadería pero ¿cuántas horas se necesitan para resolver un caso tan obvio?”, enfatizó.

Cabe recordar que el 10 de septiembre de 2007 Silvia Vargas Escalera, se dirigía de su casa, en el sur de la ciudad, rumbo al Colegio Alexander Bain, en la colonia Las Águilas, pero la joven nunca llegó a su destino. En el camino fue secuestrada y tuvieron que pasar 15 meses para volver a saber de ella.

El cuerpo de Silvia, de 18 años, fue encontrado en una casa de seguridad en San Miguel Xicalco, en Tlalpan, en diciembre de 2008.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...