Morelos a merced de crimen organizado

Delincuencia hace de las suyas y domina todo el territorio de la entidad

Compartir:

La violencia se muestra imparable en el país, pero específicamente en Morelos, una tierra dominada por el crimen organizado.
Mientras Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos, señala al pasado como el responsable de lo que pasa en el estado, la delincuencia hace de las suyas y domina todo el territorio de la entidad.
En lo que va del 2019, en la entidad gobernada por el morenista Cuauhtémoc Blanco, al menos 660 personas han sido víctimas de homicidio doloso, un promedio de 2.7 casos al día.
Según datos oficiales, esta cifra es 35% mayor a los 486 homicidios registrados en el mismo periodo del 2018.

DE LA ETERNA PRIMAVERA A LA ETERNA VIOLENCIA
Líderes empresariales y organizaciones especializadas en temas de seguridad advirtieron que el recrudecimiento de la violencia ya impactó en la economía estatal y en la vida cotidiana de la gente.
Antonio Sánchez, presidente de la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo en Cuernavaca, dijo que en el primer trimestre de este año tuvieron una caída de 15% en ocupación hotelera respecto de periodos similares de años pasados.
“La escalada de violencia nos tiene muy preocupados; las ejecuciones en la terminal de autobuses ponen en riesgo la próxima temporada de puentes largos”, añade.
El líder de comerciantes señaló que también han tenido que invertir más en tecnologías de seguridad, como cámaras y botones de pánico, lo que genera un sobrecosto de entre 10 y 15% de su utilidad.

DAÑO A INVERSIONES
El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Morelos, Ángel Adame Jiménez, advirtió sobre el daño a las inversiones.
“Cuando un empresario va a invertir en alguna entidad, lo primero que revisa son sus índices de seguridad y de crecimiento económico, hoy lamentablemente estos dos puntos en Morelos los tenemos en contra”, agrega.
El Observatorio Ciudadano refirió un aumento en la percepción de inseguridad.
La violencia en Morelos se recrudeció tras la detención el 1 de agosto de Santiago Mazari Hernández, alias “El Carrete”, jefe de “Los Rojos”.
Y es de resaltar que Morelos también es disputado por La Familia Michoacana, el CJNG, Los Tlahuica y el Cártel del Sur.
Mientras eso pasa, el gobernador Cuauhtémoc, Blanco de la ola de ataques por la falta de resultados, ni sufre ni se acongoja, pues se sigue paseando en la Ciudad de México y en Estados Unidos.

‘DENSE EN LOS CERROS’: BLANCO A CRIMINALES
A sacar sus cruentos enfrentamientos de las ciudades y llevarlos “a los cerros”, instó Cuauhtémoc Blanco a los grupos delincuenciales.
“Yo le digo al crimen organizado ‘¡ya basta!, párenle’, de broma les digo si se traen ganas, súbanse al cerro a darse”, refirió.
A decir de Blanco, los delincuentes “son gente que le hace daño al país, a la economía, al turismo; en todo el país se vive esta crisis”.
“Amenazan a los jóvenes; los obligan a ser parte de sus filas; ahora se están metiendo hasta en los restaurantes”, refirió.´
Cuauhtémoc debe entender que el pueblo votó por un cambio y para remediar los males del pasado. Si no iba a poder, mejor no hubiera participado en la contienda electoral y dejar que contendiera otra persona capaz.
En concreto: por presuntos errores del pasado fue que ganó. Así que Blanco debe tomar el toro por los cuernos y enfrentar el problema de la inseguridad que azota a Morelos.
Bajo ese argumento, entonces nadie tiene la culpa, pues todos los gobernantes siempre heredan problemas de los antecesores.
Pero Cuauhtémoc prometió muchas cosas que hasta el momento ha quedado en eso: promesas.
Y Morena, que pregona ser la esperanza de México, pues también está quedando en eso: en esperanza, pues la realidad es que Morelos pasó de la eterna primavera a la eterna violencia.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...