Es Piedra Ibarra ombudsman

Rinde protesta entre pancartas de rechazo a proceso de elección y jaloneos

Compartir:

Rosario Piedra Ibarra rindió protesta, en el pleno del Senado de la República, como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para el periodo 2019-2024.

En menos de 10 minutos, y después de seis horas y media de discusión de cinco mociones para solicitar la reposición de todo el proceso, asumió el cargo entre protestas, pancartas de rechazo al proceso y jaloneos entre morenistas y el senador Gustavo Madero Muñoz, del Partido Acción Nacional (PAN).

Entre gritos encontrados y el llamado al orden de la presidenta del Senado, más el conato de bronca entre senadores del PAN y de Morena, Mónica Fernández tomó la protesta y felicitó a Piedra Ibarra, quien mostró el oficio que la reconoce como titular de la CNDH.

Antes, con 67 votos en contra, 46 a favor y nueve abstenciones, el pleno del Senado de la República había rechazado la propuesta para la sustitución de la última votación para elegir al presidente de la CNDH, de la cual resultó electa, por mayoría calificada, Piedra Ibarra.

La propuesta la realizó el senador Ricardo Monreal, de Morena, al intervenir en tribuna cuando se discutían otras tres mociones que se propusieron para reponer totalmente el proceso que presentaron sus pares del Partido Acción Nacional (PAN) y una del legislador sin partido Emilio Álvarez Icaza.

Los otros tres planteamientos también se rechazaron y, posteriormente, Julen Rementería, del PAN, presentó otra moción para reponer el procedimiento de votación a la presidencia de la CNDH, que se efectuó el jueves pasado.

Antes de la discusión, Kenia López Rabadán insistió y solicitó, de manera formal, que se regresara a comisiones la terna para que, como lo establece la ley, se presentara una nueva, a lo que la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández, le expresó que eso ya estaba discutido y no se aceptó por el pleno.

El jueves pasado se realizó la tercera votación de la terna que integraron las comisiones de Derechos Humanos y de Justicia del Senado, donde propusieron como candidatos idóneos para la CNDH a Piedra Ibarra, José de Jesús Orozco y Arturo Peimbert, de la cual, la primera obtuvo la mayoría calificada que exige la Constitución.

Posterior a ese hecho, que la Mesa Directiva declaró concluido el procedimiento y válida la elección de Piedra Ibarra, los senadores panistas denunciaron un supuesto fraude debido a que se contaron 114 votos cuando en el pleno estuvieron 116 legisladores presentes.

Por ello, los panistas argumentaron que los 76 votos de Piedra Ibarra no correspondían a las dos terceras partes de los 116 sufragios y su instituto político, como los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y Revolucionario Institucional (PRI), se pronunció en contra.

En su intervención, Monreal Ávila reclamó que se trató de enlodar su honorabilidad al presentar un video truqueado de que parecía que había depositado doble voto, lo que calificó de “poca madre”.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...