Última actualización: hace 9 segundos

Detienen a ex edil de jalisco; lo acusan de homicidio

La fiscalía Central informó que la Juez Mixto de Primera Instancia de Zacoalco de Torres liberó las órdenes de aprehensión contra José de Jesús Ortiz Uribe y su hijo Leonardo Ortiz Hernández, de 24 años

por el

imagen1

La policía estatal arrestó a José de Jesús Ortiz Uribe, ex Alcalde de Villa Corona, Jalisco, ligado a la ejecución de dos personas en esa región en 2012.

La fiscalía Central informó que la Juez Mixto de Primera Instancia de Zacoalco de Torres liberó las órdenes de aprehensión contra el ex edil y su hijo Leonardo Ortiz Hernández, de 24 años.

El ex presidente municipal del partido Convergencia—ahora Movimiento Ciudadano— y su hijo son investigados por los hechos en que perdieron la vida Carlos Francisco Miranda Zárate y Gustavo Adolfo Calderón Hernández, de entre 25 y 30 años de edad, cuyos cadáveres se localizaron el 22 de mayo de 2012.

La detención se realizó afuera de su domicilio. Un día antes había sido capturado su hijo en un Centro de Rehabilitación de Guadalajara.

Las indagatorias establecieron que el ex Alcalde ordenó a policías municipales abandonar la comandancia en donde estaban detenidos Miranda Zárate y Calderón Hernández. Esto permitió que un grupo armado los sacara de la prisión local y posteriormente asesinó.

Los cuerpos de las víctimas se localizaron enterrados en un predio en La Tabla, en Cocula, en una fosa clandestina. Cada uno tenía un tiro en la cabeza.

De acuerdo con la Fiscalía Central Miranda Zárate y Calderón Hernández permanecieron secuestrados en una casa de Villa Corona pero lograron escapar.

Solicitaron ayuda en una finca y luego recibieron el apoyo de la Policía Municipal de Villa Corona. Pero los agentes los entregaron a los integrantes del crimen organizado con el aval de Ortiz Uribe, quien ostentó el cargo el trienio pasado.

De acuerdo con la información oficial, el pasado 22 de mayo, peritos exhumaron una fosa clandestina, ubicada en un predio denominado La Tabla, localizada junto al camino a La Cofradía, a unos 500 metros de la carretera a Barra de Navidad, en el Municipio de Cocula.

Allí encontraron los cuerpos de Carlos Francisco Miranda Zárate y Gustavo Adolfo Calderón Hernández, de entre 25 y 30 años.

Al investigar el caso, las autoridades capturaron a seis personas que arraigaron en junio del año pasado.

Los arraigados contaron que Ortiz Uribe ordenó que varios policías del Municipio llevarán a las víctimas al área de cabina de la Policía municipal, en donde varios sujetos pasarían por ellos, cosa que así sucedió.

De acuerdo con las declaraciones de los arraigados, el hijo del entonces Alcalde, permaneció al pendiente de que las indicaciones se cumplieran e incluso presenció el momento en el que los sujetos armados se llevaron a las víctimas.

No hay comentarios. Los comentarios están cerrados