Gertz Manero gana terreno a quienes lo renuncian

Compartir:

Con 3 pasos bien calculados, Alejandro Gertz Manero ganó la partida a los difusores del rumor de su supuesta decisión de renunciar a la Fiscalía General de la República a partir que el Presidente contestó a su crítica a las “unidades” del gobierno que ponen en riesgo el debido proceso por su proclividad a violar la presunción de inocencia, explicando que Santiago Nieto, de la UIF, sólo hace lo que él lo ordena.

Para destruir el rumor, tal vez habría sido suficiente con que el fiscal general de la República ayudara a López Obrador con la aportación de la FGR al Instituto para Devolver lo Robado de 2 mil de los 5 mil millones de pesos que, como se dijo aquí, la empresa Tetra Reality entregó para evitarse problemas penales por la cancelación de un contrato al INFONAVIT.

La generosa y oportuna acción de Gertz Manero, concertada con el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, permitió al Presidente poner punto final al escándalo mediático en que se había convertido la rifa del avión presidencial que aún no tiene comprador.

Después de la entrega del cheque que ampara los 2 mil millones de pesos, ¿quién podría insistir en que López Obrador y Gertz Manero están distanciados o disgustados?
Nadie.
Pero el Fiscal General dio un segundo paso.

El martes, en su conferencia mañanera, el Presidente reveló que el Fiscal fue el primero en aceptar la invitación a una reunión con el jefe del Ejecutivo Federal y el presidente de la Suprema Corte de Justicia para romper el “pacto de silencio” que, según López Obrador, existe en torno a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Sólo después que López Obrador hizo leer la carta que les envió y reveló que Gertz Manero ya había aceptado, fue que el ministro presidente Arturo Zaldívar se animó a anunciar su participación en la cumbre a realizarse en marzo próximo, a la que asistirán también representantes de los padres de los 43.

El tercer paso lo dio ayer al reunirse con diputadas que lo creían dispuesto a desaparecer el delito de feminicidio. No sólo las invitó a formar equipo con él para lograr un artículo que evite que cuando la Fiscalía llegue ante los jueces se caiga el caso; fue más allá: dijo que el delito debe alcanzar la más alta pena de prisión, de 40 a 70 años.

Está de más decir que Gertz Manero se echó a la bolsa a las diputadas.

Ignoro si se puede decir que el Fiscal está viviendo su mejor momento, pero no es poca cosa sacar de apuros al Presidente, ganar a Arturo Zaldivar mostrando su disposición a cooperar con López Obrador para romper el “pacto de silencio” de Ayotzinapa, y tranquilizar a quienes lo creían listo para desparecer el delito de feminicidio.

Así ¿quién puede seguir propalando que Gertz Manero piensa renunciar?

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...