En condiciones óptimas, el maíz que Diconsa almacena en Atlacomulco

El Almacén Central de Lerma abastece ocho bodegas rurales, mil 230 tiendas comunitarias, 14 tiendas móviles y 20 centros de atención a beneficiarios

Compartir:

El maíz que Diconsa tiene almacenado en un granelero de Atlacomulco, Estado de México, está en condiciones óptimas para ser distribuido a bajo costo entre familias de la región, subrayó el director de la paraestatal, Juan Manuel Valle Pereña.

“El granelero de Atlacomulco tiene una capacidad de almacenaje de 24 mil toneladas repartidas en cuatro silos y una econobodega, lo que permite apuntalar el desarrollo de los pequeños productores sociales al impulsar las economías regionales”, enfatizó, según un comunicado.

En el último año la distribuidora adquirió a nivel nacional 214 mil 263 toneladas de maíz, que equivalen a 31.1 por ciento de la compra total de este grano, el cual es ofertado en más de 300 tiendas móviles, 27 mil tiendas comunitarias y 153 centros de atención a beneficiarios.

Durante una gira de trabajo por el Estado de México también se verificó la operación de los almacenes Central de Lerma y Rural de San Felipe del Progreso, donde hay poblaciones de alta marginación que son beneficiadas con la presencia de Diconsa, pues su labor permite la disminución de 30 por ciento en la carencia alimentaria.

El Almacén Central de Lerma abastece ocho bodegas rurales, mil 230 tiendas comunitarias, 14 tiendas móviles y 20 centros de atención a beneficiarios, además de atender programas especiales como los dos mil comedores comunitarios operados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en la entidad.

A su vez el Almacén Rural San Felipe del Progreso lleva alimentos sanos, variados y suficientes a regiones mazahuas a través de 233 tiendas comunitarias, de las cuales 118 ofrecen atención a familias de la Tarjeta SINHambre y de Prospera.

Valle Pereña fue acompañado en su gira de trabajo por la directora de Desarrollo de Diconsa, Ana Luisa Saavedra Granja, y por el gerente de la Sucursal Metropolitana, Martín Rogelio Moreno Mendoza.

Compartir: